Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Canciller alemana, Angela Merkel
Canciller alemana, Angela Merkel, anunció ampliación de restricciones en el país por la pandemia.
AFP

La seguridad de Israel seguirá siendo una prioridad "para cualquier gobierno alemán", dijo este domingo la canciller Angela Merkel en su última visita oficial al Estado hebreo, con el que Berlín estrechó los vínculos durante sus 16 años de mandato.

La visita estaba inicialmente prevista para agosto pero se reprogramó por la retirada de las fuerzas estadounidenses y de sus aliados (entre ellos Alemania) de Afganistán, que abrió la puerta al retorno al poder de los talibanes.

Merkel, que llegó a Tel-Aviv el sábado por la noche, se reunió el domingo por la mañana en Jerusalén con el nuevo primer ministro Naftali Bennett.

Le puede interesar: Alerta por nuevo hallazgo de un cuerpo en el río Cauca a la altura de Caldas

"La relación entre Alemania e Israel era fuerte, pero bajo su mandato se volvió más fuerte que nunca. Ya no se trata simplemente de una alianza, sino de una verdadera amistad, y se lo debemos a su liderazgo", dijo Bennett.

La canciller alemana, que tiene previsto visitar más tarde el memorial a las víctimas del Holocausto de Yad Vashem, se congratuló de que, tras el genocidio judío perpetrado por la Alemania nazi, las relaciones hayan alcanzado "tal nivel" entre ambos países.

"La cuestión de la seguridad de Israel siempre será de importancia central para cualquier gobierno alemán", añadió Merkel, cuyos años en el cargo han sido elogiados por la prensa israelí.

El diario derechista Israel Hayom estimó que "ningún canciller alemán ha hecho tanto por mejorar las relaciones entre Alemania e Israel como Angela Merkel".

Los dos líderes discutirán también este domingo sobre la cuestión del programa nuclear iraní, que según dijo Bennett recientemente ante la ONU "ha cruzado todas las líneas rojas".

Israel está tratando de convencer a la troika europea (Francia, Reino Unido y Alemania) de que se abstenga de firmar un nuevo acuerdo con Irán que podría permitirle adquirir una bomba nuclear.

Durante su mandato, Merkel ha establecido como una de las prioridades de su política internacional la seguridad de Israel.

Lea también: Por silencio en caso Telemedellín, renunciaron dos miembros del Club de Prensa

En mayo, su administración defendió "el derecho de Israel a defenderse" en medio del corto conflicto entre el ejército hebreo y el movimiento Hamás en Gaza que causó 260 víctimas palestinas y 13 israelíes. 

Sin encuentro con palestinos 

Merkel no tiene previsto desplazarse a Ramala, sede de la Autoridad Palestina de Mahmud Abas en la Cisjordania ocupada.

La canciller es partidaria de la solución de dos Estados y se opone a la colonización de Israel de Cisjordania, pero los defensores de la causa palestina le reprochan no haber puesto suficiente énfasis en esta cuestión.

Actualmente, más de 675.000 colonos israelíes viven en Jerusalén-Este y Cisjordania, territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967.

"El nuevo gobierno alemán deberá poner los derechos humanos en el centro de su política referente a Israel y Palestina", dijo en un comunicado Omar Shakir, especialista del conflicto palestino-israelí para la organización Human Rights Watch.

Solicitada por los periodistas sobre este tema, Merkel dijo que abordó varias cuestiones pero que "el tema de las colonias no fue aún abordado. "Se trata de un tema más delicado", apuntó.

"Tenemos que preocuparnos por la situación de los vecinos de Israel, y creo que sólo hay un camino", añadió, refiriéndose a la creación de un Estado palestino.

Naftali Bennett, en cambio, reiteró su oposición a un Estado palestino.

"Un Estado palestino es tener probablemente un Estado terrorista a siete minutos de nuestra casa", dijo, y añadió que su gobierno estaba poniendo en marcha "diferentes acciones sobre el terreno para facilitar las cosas a todos".

La canciller tampoco espera reunirse con Benjamin Netanyahu, actual jefe de la oposición, pero primer ministro de Israel durante la mayor parte de su mandato.

Merkel se prepara para dejar el poder con numerosos viajes de despedida en los últimos meses a países como Estados Unidos, Francia, Rusia o Italia.

Socialdemócratas, ecologistas y liberales negocian una coalición inédita para asumir el gobierno del país, del que caería la formación conservadora de Merkel.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.