Foto Noticias RCN

El tribunal de EE.UU. que sigue el caso, decidió aplazar la vista para dictar sentencia que tenía previsto celebrar hoy. El tribunal de EE.UU. que sigue el caso contra el exparamiliar colombiano Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40", acusado de narcotráfico y de liderar las AUC, decidió aplazar la vista para dictar sentencia que tenía previsto celebrar hoy, informaron fuentes judiciales. Esta es la segunda vez que la Corte del Distrito de Columbia, ubicada en Washington, retrasa su decisión sobre Tovar Pupo para el que la Fiscalía pide una pena de 30 años de prisión y el pago de una multa de un millón de dólares, según el escrito de acusación del Gobierno de EE.UU. "La audiencia fijada para el 25 de agosto de 2015 para dictar sentencia para Rodrigo Tovar Pupo está anulada. No se ha fijado nueva fecha hasta el momento", resolvió en una breve notificación el el juez, Reggie Walton, según indicaron fuentes de la Corte del Distrito de Columbia. Unos semanas antes, la defensa de Tovar Pupo, comandante del Bloque Norte de las ya disueltas autodefensas, pidió al magistrado el sobreseimiento de la causa, argumentando que las acusaciones de narcotráfico que dictó un gran jurado contra "Jorge 40" en marzo de 2005 no son válidas. Según la resolución, el magistrado rechazó la petición de la defensa y decidió mantener abierta la causa, que ha sido enjuiciada durante años con el máximo secretismo y cuyo final ha vuelto a ser retrasado hoy. El pasado 8 de abril, el tribunal también decidió suspender la vista para dictar sentencia, a la luz de una moción de última hora de la defensa que pedía al juez Walton que desestimara el caso. El Gobierno de EE.UU. quiere que Tovar Pupo rinda cuentas ante la Justicia por su liderazgo en las autodefensas y la "extraordinaria" cantidad de cocaína cuya producción y tráfico supervisaba, y que cifra en al menos 1.500 kilogramos entre 2002 y 2005. En concreto, el Gobierno detalla que el acusado se integró en 1996 en las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), creadas hace tres décadas por Carlos Castaño y su hermano Fidel para luchar contra los grupos guerrilleros Farc y ELN. En 1997, Castaño fundó, a partir de las ACCU, las Autodefensas Unidas de Colombia de las que Tovar Pupo acabaría siendo uno de sus principales líderes al hacerse cargo en 1999 del Bloque Norte y dirigir las actividades de los paramilitares en el Departamento del César, en el noreste del país, según el escrito. "Las fuerzas bajo mi mando liberaron gran cantidad de territorio y fueron las fuerzas que devolvieron al Gobierno las áreas más grandes que quedaron libres del conflicto", declaró el acusado durante el proceso, según recoge el escrito de la Fiscalía. En su testimonio, Tovar Pupo aseguró que había llegado a tener bajo su mando a 5.000 hombres y comparó a los escuadrones ultraderechistas con "una división de la Armada del Ejército estadounidense en la que él servía como un general con otros bajo su mando". El 11 de marzo de 2006, en el marco de acuerdos entre las AUC y el Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, "Jorge 40" se desmovilizó junto al resto de su grupo y se acogió a la Ley de Justicia y Paz que contempla penas de máximo ocho años de cárcel a cambio de colaboración para esclarecer crímenes. Recientemente, el 19 de agosto, el paramilitar fue privado de los beneficios de la Ley de Justicia y Paz por no haber colaborado para esclarecer crímenes del conflicto armado, según dictaminó la Corte Suprema de Justicia de Colombia al ratificar la sentencia de un tribunal inferior. Por EFEFoto Noticias