Cargando contenido

Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura / Colprensa - Germán Enciso



El juez federal estadounidense John O'Sullivan dio luz verde este miércoles a la extradición del exministro Andrés Felipe Arias, condenado  por peculado a favor de terceros y celebración ilegal de contratos.

A la audiencia final de extradición asistió el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, en cuyo Gobierno Arias fue ministro de Agricultura.

Arias quedó detenido inmediatamente después de concluir la audiencia, pues el juez consideró que existe riesgo de fuga.

El exministro habló ante el juez y dijo que el Gobierno de Colombia engañó al de Estados Unidos con su caso y subrayó que en su país no tiene derecho a apelación por haber sido juzgado por la Corte Suprema.

El expresidente Uribe a la salida del tribunal también dijo que Arias vuelve a la cárcel por "una mentira de Colombia" y se mostró entristecido.


El exministro de Agricultura fue condenado en 2014 a más de 17 años de cárcel por las irregularidades detectadas en el programa Agro Ingreso Seguro. 


Arias, de 44 años, viajó a Estados Unidos en 2014, justo antes de que se diera a conocer la sentencia en su contra y al poco tiempo presentó una solicitud de asilo, que fue admitida a trámite.


Luego, fue detenido el 24 de agosto de 2016 en el sur de Florida y logró salir bajo fianza el 17 de noviembre de ese año, aunque con un grillete electrónico. (Lea: Andrés Felipe Arias, en libertad bajo fianza en EE.UU.) 


Arias fue solicitado en extradición por el Gobierno colombiano y deberá responder por los cargos de "malversación de fondos a favor de terceros (peculado) y celebración de contratos sin cumplir con los requisitos legales".


Las audiencias previas se habían centrado en la discusión sobre si había "condiciones especiales" para la libertad bajo fianza, que le fue otorgada tras pasar tres meses encarcelado, pero especialmente en determinar la vigencia del Tratado de Extradición suscrito en 1979 por ambas naciones.


El juez O'Sullivan señaló en febrero pasado que el tratado de extradición entre ambos países "está vigente" por acuerdo entre los gobiernos de estas naciones y rechazó así una moción de la defensa que argumentaba lo contrario. (Lea también: Santos busca extraditarme usando inexistente tratado con Estados Unidos: Andrés Felipe Arias)


"La evidencia establece que la posición oficial de la ramas ejecutivas de Estados Unidos y Colombia es que el tratado de extradición permanece en pleno vigor y efecto", aseguró el juez O'Sullivan en esa ocasión.


El juez acogió así el argumento de la Fiscalía de Estados Unidos, que representa al Gobierno colombiano y que ha subrayado que son "irrelevantes" desde el punto de vista de la extradición las opiniones de la defensa sobre aspectos políticos de Colombia.


Arias, por su parte, siempre ha afirmado su inocencia y asegurado que es un perseguido político de la actual Administración de Juan Manuel Santos, con quien coincidió en el Gobierno de Uribe y compitió por ser el candidato presidencial uribista en 2010.


El exministro sostenía además que el tribunal donde se ventilaba el caso no tenía jurisdicción para decidir su entrega a Colombia.


Los abogados también dicen que el Departamento de EE.UU. "sabía" que el tribunal que condenó a Arias estaba "politizado" y que "eso explica" que la embajada estadounidense en Colombia ayudara a que él llegara a este país en busca de asilo.


Entre otras cosas, la defensa hace hincapié en que Arias fue un "blanco específico" de las acusaciones "políticamente motivadas" contra el expresidente Álvaro Uribe y sus colaboradores, surgidas después de que Juan Manuel Santos asumió la Presidencia en 2010.


El pasado 31 de agosto, el juez federal Edwin Torres aprobó la extradición del expresidente panameño Ricardo Martinelli, quien está detenido el pasado 12 de junio en Miami tras ser requerido por su país por peculado (malversación de caudales públicos) y escuchas ilegales.


La defensa de Martinelli, que aguarda en una cárcel la decisión final, señaló que recurrirán a "todas las instancias legales" para evitar la extradición.


Por EFE