Cargando contenido

Los cuatro hijos del periodista asesinado han recibido casas y millonarios pagos mensuales.

Periodista Jamal Khashoggi.
El periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en Estambul.
Foto: AFP

Según lo reveló el diario estadounidense The Washington Post, los cuatro hijos del periodista Jamal Khashoggi han recibido casas en Arabia Saudí y pensiones mensuales para compensarlos por el asesinato de su padre, de acuerdo con funcionarios del reino y fuentes cercanas a la familia. 

Fuentes conocedoras del procedimiento que pidieron el anonimato señalaron que las primeras entregas de dinero formarían parte del esfuerzo de Arabia Saudí para alcanzar un acuerdo a largo plazo, que tiene como objetivo hacer más discretas las declaraciones públicas de los hijos de la víctima, asesinada en el consulados de Riad en Estambul. 

Lea aquí: Arabia Saudita habla por primera vez de acto "premeditado" tras asesinato de Khashoggi 

Pero adicional a lo que han recibido los Khashoggi, también les esperarían grandes cantidades de dinero, en una negociación de "dinero por sangre" que puede tener lugar tras el juicio de los presuntos asesinos, según el rotativo.

Los hijos del periodista masacrado han mantenido un cauto silencio y evitado las críticas al reino saudí, incluso cuando el crimen despertó una oleada internacional de condenas. 

La entrega de viviendas y los pagos mensuales superiores a los 10.000 dólares a cada hijo, fueron aprobados el pasado año por el rey Salman, en lo que según describió un funcionario, pretendía ser un reconocimiento de la grave injusticia causada.

Pero, el diario hizo una revelación más. El editorialista David Ignatius, que dice haber interrogado sobre el caso a más de una decena de fuentes estadounidenses bajo petición de anonimato, algunos miembros de este "grupo de intervención rápida" puesto en marcha por los servicios sauditas y enviados a Estambul habían "recibido una formación en Estados Unidos".

"La CIA hizo saber a otras agencias gubernamentales que esta formación en operaciones especiales podría haber sido efectuada en parte por el Grupo Tier 1, una sociedad de Arkansas, bajo una licencia del Departamento de Estado estadounidense", añade el diario.

"Esta formación tuvo lugar antes de la muerte de Khashoggi" y "no se reanudó después", precisa la fuente, asegurando que también se habían suspendido otros intercambios en materia de seguridad entre Arabia Saudita y Estados Unidos desde el asesinato del periodista.

Crítico con el régimen, el intelectual saudita que vivía en Estados Unidos y trabajaba en The Washington Post, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudita en Estambul por un comando de 15 agentes sauditas llegados de Riad. Su cuerpo no ha sido encontrado.

Tras negar el asesinato, Arabia Saudita mencionó una operación llevada a cabo por elementos "fuera de control" que habría degenerado, y la justicia saudita abrió en enero de 2019 un proceso contra once sospechosos.

De interés: Turquía promete contar cruda verdad sobre homicidio de Khashoggi 

Pero prevalecen muchas zonas de sombra, empezando por el rol del poderoso príncipe heredero Mohamed bin Salman, considerado "responsable" del asesinato por el Senado estadounidense - que entregó un informe a puerta cerrada a la CIA-, pero que la administración de Donald Trump se niega a acusar públicamente.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido