Cargando contenido

Foto AFP



Argentina entró en período de reflexión para las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo domingo, en las que además se votarán cargos legislativos y locales.

La veda electoral rige desde las 8.00 hora local  e implica la prohibición de realizar actos públicos de proselitismo, difundir avisos de campaña en medios impresos, radio y televisión y organizar espectáculos públicos y competencias deportivas.

Además, está prohibido publicar y difundir encuestas y sondeos preelectorales o proyecciones sobre el resultado de la elección.

Asimismo, la ley establece que no se puede vender bebidas alcohólicas desde la medianoche del sábado hasta tres horas después del cierre de los comicios, previsto para las 18.00 hora local del domingo (21.00 GMT).

La veda no rige para las redes sociales, ya que como la ley electoral no incluye estos medios en forma expresa, se pueden difundir mensajes electoralistas a través de esas plataformas.

Unos 32 millones de personas están convocadas a las urnas el próximo domingo en Argentina para elegir presidente, once gobernadores provinciales y renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, además de votar por primera vez a los parlamentarios del Mercosur.

Por EFE