Foto AFP


La policía de la ciudad estadounidense de Houston anunció el domingo haber arrestado a un hombre en posesión de armas, en un hotel donde está prevista una gran fiesta por Nochevieja.


La detención coincide con el refuerzo de la seguridad en el país y en las principales ciudades del mundo ante las festividades de Año Nuevo.


Además, despertó el temor a que se repita una matanza como la del 31 de octubre en un hotel de Las Vegas, en la que murieron 58 personas y centenares resultaron heridas.


La policía de Houston (Texas, sur) no ha podido confirmar todavía las intenciones del arrestado, cuya identidad no ha sido revelada.


El teniente Gordon Macintosh explicó que las fuerzas de seguridad fueron alertadas de la presencia de "un individuo borracho y beligerante" en el hotel Hyatt Regency poco después de la medianoche del domingo.


Los primeros oficiales que llegaron al establecimiento tuvieron que pedir refuerzos ya que el hombre no quiso obedecer sus órdenes, señaló Macintosh en un video colgado en la página web del diario Houston Chronicle.


Cuando los policías acompañaron al hombre a su habitación, encontraron "varias armas".


La prensa local dijo que entre ellas había un rifle semiautomático AR-15, una escopeta y una pistola, además de mucha munición.


El individuo fue arrestado por llevar armas sin permiso.


Un trabajador del hotel aseguró que la fiesta organizada para recibir el 2018 sigue en pie, a pesar del "altercado".


Un hombre fuertemente armado perpetró el 31 de octubre en un hotel de Las Vegas el peor tiroteo registrado en Estados Unidos.


Las fuerzas de seguridad de las ciudades más importantes de Estados Unidos han tomado medidas de seguridad excepcionales este año.


En el emblemático Times Square de Nueva York, donde cada 31 de diciembre se congregan cientos de miles de personas para recibir la llegada de un nuevo año, la policía ha desplegado a más efectivos de lo normal en las azoteas.


Por AFP