Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas en la Franja de Gaza por embajada de Estados Unidos.
Protestas en la Franja de Gaza por embajada de Estados Unidos.
AFP.

El número de muertos por disparos del Ejército israelí en las protestas de Gaza contra el traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén ascienden a 41, según datos del Ministerio de Salud palestino, que cifra en 1.960 los heridos, entre ellos 200 menores.

Cerca de una treintena de los heridos se encuentran en estado de extrema gravedad,
71 tienen consideración grave, unos 800 de gravedad media y cerca de un millar sufrieron heridas leves.

Del total de heridos, 918 lo fueron por munición real, 5 por balas recauchutada, 98 por restos de metralla, 196 por golpes y contusiones y más de 700 fueron atendidos por asfixia por gases lacrimógenos.

El Ministerio también denunció que hubo disparos contra periodistas y personal medico, por los que un paramédico murió y dos fueron heridos.

Las protestas, convocadas por todas las facciones en el marco de la Marcha del Retorno se han hecho coincidir con el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén y se espera que continúen mañana, día en que los palestinos conmemoran la Nakba (Catástrofe) que para ellos supuso el nacimiento de Israel hace hoy 70 años.

Las autoridades sanitarias palestinas han pedido a su contraparte en Egipto que envíen a los hospitales de la Franja de Gaza medicinas y material médico de emergencia, así como equipos médicos especializados en cirugía vascular, ortopedia, anestesia y cuidados intensivos, y han solicitado también se autorice la salida de heridos para ser atendidos en centros especializados en Egipto.

Según el Ejército israelí, más de 35.000 personas participaron hoy en las protestas cerca de la divisoria y cientos de ellos trataron de asaltar la verja.

El Ministerio de Salud palestino acusó a Israel de cometer "una masacre" contra los manifestantes y el ministro, Jawad Awad, hizo un "llamamiento urgente" a la comunidad internacional para que presione a Israel y que detenga la violencia.

La ONG defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional denunció hoy un uso excesivo de la fuerza y una "aborrecible violación de la ley internacional".

Se trata de la jornada más mortífera del conflicto israelo-palestino desde la guerra de 2014 en el enclave. 

Un balance anterior contabilizaba 28 muertos y más de 500 palestinos heridos.

A pesar de los actos violentos, Estados Unidos inauguró oficialmente su muy polémica embajada en Jerusalén este lunes, en una ceremonia que incluyó un video del presidente estadounidense, Donald Trump.

Trump dijo en la grabación para la ceremonia que Estados Unidos sigue comprometido con alcanzar una paz duradera en Oriente Medio, aunque el traslado de su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén haya provocado indignación.

Una placa fue descubierta en la ceremonia.

Unas horas antes tuvieron lugar unos violentos enfrentamientos a lo largo de la frontera de la Franja de Gaza, dejando al menos 41 palestinos muertos por fuego israelí y provocando cientos de heridos en el día más sangriento del conflicto en años.

Decenas de miles se congregaron cerca de la frontera en protesta mientras que un número menor de palestinos que arrojaban piedras se acercaron a la valla y trataron de abrirse paso, con francotiradores israelíes colocados en el otro lado.

El embajador estadounidense en Israel, David Friedman, también habló en la ceremonia en Jerusalén y Trump recibió una ovación cuando fue mencionado.

Friedman se refirió a la ubicación de la embajada como "Jerusalén, Israel", arrancando muchos aplausos.

El vicesecretario de Estado estadounidense, John Sullivan, encabezó la delegación de Washington en la inauguración, que contó también con Ivanka, la hija de Trump, y su marido, Jared Kushner, ambos consejeros de la Casa Blanca, así como el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El Primer ministro israelí Benjamin Netanyahu agradeció al presidente Donald Trump, que según él "hizo historia" al trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

"Éste es un momento histórico. Presidente Trump, al reconocer lo que pertenece a la historia, usted hizo historia", dijo Netanyahu en la ceremonia de inauguración de la misión diplomática.

El estatuto de Jerusalén es, tal vez, el problema más espinoso del conflicto palestino-israelí.

Israel considera a la ciudad entera su capital, mientras que los palestinos ven Jerusalén Este como la capital de su futuro Estado.

Fuente

AFP.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.