El pasado lunes 15 de enero en horas de la mañana, los efectivos de seguridad venezolana emboscaron el lugar donde se encontraba escondido el piloto que se sublevó al gobierno de Nicolás Maduro, Óscar Pérez, quien murió junto a sus compañeros de lucha durante el enfrentamiento militar. (Lea aquí: Familiares de piloto Óscar Pérez claman por la entrega de su cadáver)

La casa que se encontraba ubicada en el sector El Junquito, al oeste de Caracas, quedó completamente destruida después del ataque perpetrado por los los uniformados bajo el mandato de Maduro. Según informó el Ministerio del Interior, Justicia y Paz, las autoridades venezolanas desarticularon el grupo liderado por el expolicía en una operación en la que murieron al menos cinco de los miembros de ese grupo y dos policías.

Entrevista a TV y “dirigentes políticos” delataron a piloto venezolano Óscar Pérez


Pérez, acusado por el Gobierno de “terrorista”, durante el ataque publicó varios videos en su cuenta en Instagram en los que se evidencia como suplicaba que no lo mataran, ya que él junto a sus compañeros se entregarían, sin embargo, los efectivos hicieron caso omiso y dispararon con armas largas, granadas y lanzacohetes hacía la residencia donde estaba el grupo subversivo.

“Estamos negociando, no queremos hacer frente a funcionarios que de paso hay conocidos de nosotros. Nos están atacando con lanzagranadas, hay francotiradores, hay civiles aquí adentro, dijimos que nos íbamos a entregar, pero no nos quieren dejar (…) Literalmente nos quieren asesinar, nos lo acaban de decir”, expresó con la cara ensangrentada el ex inspector en varios audiovisuales.




La vivienda que uso Pérez por al menos tres meses para esconderse de la autoridades, pertenecía a un médico cirujano identificado como William Alberto Aguado Sequera, quien fue detenido horas después, y quien al parecer sería acusado de cómplice y terrorista.

La estructura quedó destruida después del bombardeo que ejecutaron para acabar con la vida de quienes allí se encontraban. La experta en asuntos miliares y presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, aseguró en Twitter que el ataque más violento contra la vivienda sitiada se hizo "con un lanzagranadas antitanque RPG-7 ruso de la Fuerza Armada".