Cargando contenido

La duquesa de Sussex visitó una asociación caritativa.

príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle
AFP

La esposa del príncipe Harry, Meghan Markle, visitó el martes la sede de una asociación caritativa de Vancouver, en su primera salida pública después de que la pareja anunciara su renuncia a sus obligaciones protocolares y dividir su vida entre Reino Unido y Canadá.

"Miren con quién tomamos el té hoy", escribió en su cuenta en Facebook el Downtown Eastside Women's Centre, que se dedica a ayudar a mujeres y niños en dificultades en esa ciudad de la costa oeste de Canadá.

Lea también: ¿Se ha deteriorado más la relación entre los príncipes Harry y William?

La asociación publicó una foto de sus miembros alrededor de la duquesa de Sussex, en un ambiente casual.

Meghan Markle en Canadá
Meghan Markle en Canadá
Foto Instagram

"Ella fue sencilla y adorable", dijo la directora del centro, Kate Gibson, a la cadena pública CBC.

"Simplemente quería conocer la asociación. Nosotros sabemos que ella va a venir a Canadá y puede ser que a la costa oeste", detalló. "Yo pienso que ella no quiere pasar por una extranjera, quiere conocer a la gente".

Markle pasó poco más de una hora en el centro, que sirve también de refugio nocturno y ayuda a unas 500 mujeres al día, según su página web.

Meghan Markle en Canadá
Meghan Markle en Canadá
Foto Instagram

Gibson precisó que la visita se organizó rápidamente luego de que el centro recibiera el lunes un correo electrónico "un poco misterioso" de un asistente de Markle, que quería saber si la duquesa podía visitar el lugar.

"Ella estuvo fantástica", insistió Gibson.

Le puede interesar: Meghan Markle tendría como testigo en contra a su padre, en juicio contra periódico

El príncipe Harry, sexto en el orden de sucesión al trono, y Meghan Markle pasaron las fiestas de fin de año en Canadá, con su hijo Archie. La exactriz estadounidense conoce bien ese país, en el que vivió durante varios años mientras participaba en la serie de televisión "Suits".

A regañadientes, la reina Isabel II de Inglaterra accedió a que su nieto y esposa establezcan una "nueva vida", tras acordar con ellos un "periodo de transición".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido