Cargando contenido

Estados Unidos, la Unión Europea, Cuba y Brasil están entre los países que se han pronunciado.

Evo Morales
AFP

Por lo menos diez países del mundo se han pronunciado, de manera directa con sus presidentes o través de sus cancillerías, sobre la situación política en Bolivia, luego de la renuncia de Evo Morales a la presidencia. 

El gobierno de México pidió una "reunión urgente" de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para abordar el "golpe de Estado" en Bolivia, informó el canciller en la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Este país fue uno de los primeros en reaccionar al ofrecer asilo político al saliente presidente Morales luego de que denunciara un supuesto plan por parte de la Policía para arrestarlo y de actos violentos en su domicilio y a sus familiares. 

Lea también: México espera respuesta de Evo Morales sobre su ofrecimiento de asilo

Los gobiernos de Cuba y Venezuela o el expresidente brasileño Lula calificaron de "golpe de Estado" la renuncia este domingo de su aliado Evo Morales, mientras al otro lado del arco ideológico dominó la reserva.

"Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo", escribió en Twitter el presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo", añadió Maduro.

Morales era uno de los últimos representantes de la "ola bolivariana" que, a la estela del desaparecido líder venezolano Hugo Chávez, conquistó el poder a mediados de la pasada década.

De hecho, este político procedente del mundo sindical, era el presidente en ejercicio con más años en el poder en la región.

Cuba, por su parte, acusó a la derecha de haber perpetrado un "violento golpe de Estado".

"La derecha con violento y cobarde golpe de Estado atenta contra la democracia en Bolivia", tuiteó el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, que reclamó además una "movilización mundial por la vida y la libertad de Evo".

Entre tanto, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llamó a la "máxima moderación" a todas las partes en Bolivia y a nuevas elecciones, después que el presidente boliviano, Evo Morales, dimitiera la víspera por la presión de la calle y de los militares.

Lea además:  Colombia pide reunión extraordinaria de la OEA tras renuncia de Evo Morales

"Espero que en este momento extremadamente crítico para el país, todo el mundo ejerza la máxima moderación y sentido de responsabilidad dentro y fuera del país", dijo Mogherini tras una reunión de cancilleres europeos en Bruselas.

La funcionaria europea urgió así a todas las partes en el país andino "a encontrar su camino hacia unas elecciones creíbles que puedan celebrarse pronto" y abrió la puerta al envío de una misión de observación electoral europea.

España critica papel del ejército y policía en la renuncia de Evo Morales

El gobierno español criticó en un comunicado la intervención del ejército y de la policía para forzar el domingo la renuncia del presidente de Bolivia Evo Morales después de tres semanas de protestas contra su reelección.

El ministerio de Exteriores español, que había celebrado el anuncio de unas nuevas elecciones formulado horas antes por el ya expresidente, condenó que este proceso "se haya visto distorsionado por la intervención de las fuerzas armadas y de la policía sugiriendo a Evo Morales que presentara su renuncia".

"Esta intervención retrotrae a momentos ya pasados de la historia latinoamericana", denunció en su comunicado.

Madrid también llamó "a todos los actores a evitar el recurso a la violencia" y a "garantizar la seguridad de todos los bolivianos (...) incluyendo al propio expresidente Morales, sus allegados y los miembros de su administración".

Uruguay expresa "consternación" por "golpe de Estado" en Bolivia

El gobierno uruguayo expresó este lunes en un comunicado su "consternación" por el "golpe de Estado" ocurrido en Bolivia "que forzó la salida del poder del presidente Evo Morales".

El domingo por la noche, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, en declaraciones al noticiero local Telenoche de Canal 4, había estimado que "sería muy apresurado que el gobierno tomara posición sobre este asunto específico, si hay o no un golpe de Estado" en Bolivia.

Sin embargo en el comunicado de la cancillería de este lunes, titulado "Golpe de Estado en Bolivia", el canciller denuncia un "quiebre del Estado de Derecho" que "sumió al país en el caos y la violencia".

Lea también: Expresidente boliviano Evo Morales pide a sus opositores "pacificar el país"

EE.UU. considera "crucial" que sean civiles quienes tomen el control en Bolivia

El Gobierno de EE.UU. consideró este lunes como "crucial" que sean civiles quienes tomen el control de Bolivia después de la renuncia del hasta ahora presidente, Evo Morales, forzada por los militares.

"De acuerdo con la Carta Democrática Interamericana, es crucial que el liderazgo civil designado constitucionalmente mantenga el control durante la transición", dijo un portavoz del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental.

Este funcionario también indicó que Estados Unidos "sigue los rápidos acontecimientos" que se desarrollan en Bolivia tras la renuncia de Morales.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido