Cargando contenido

Julian Assange enfrenta hasta cinco años de prisión por cargos en EE.UU y de 12 meses en el Reino Unido.

Julian Assange
Julian Assange
AFP

Un juez británico declaró culpable por haber roto los términos de su libertad condicional al activista australiano Julian Assange, quien recibirá una pena de hasta doce meses en el Reino Unido por ese delito cuando sea sentenciado más adelante.

Pero en Estados Unidos, Assange podría pagar hasta cinco años de prisión. Según documentos judiciales, el australiano de 47 años es acusado de ayudar a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener una contraseña para acceder a miles de documentos de defensa confidenciales, y luego divulgarlos.

"Julian P. Assange, fundador de WikiLeaks, fue arrestado hoy (jueves) en el Reino Unido conforme al acuerdo de extradición entre EE.UU. y Reino Unido, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para infiltrarse en ordenadores al acordar descifrar la clave de un ordenador del Gobierno con información clasificada", detalló el Departamento de Justicia en un comunicado.

Lea también: Julian Assange fue arrestado en la embajada de Ecuador en Londres

La nota señala que en marzo de 2010, el experto informático, de origen australiano, se coordinó con la exsoldado Chelsea Manning -que por aquel entonces trabajaba como analista de inteligencia para el Departamento de Defensa de EE.UU. bajo el nombre de Bradley Manning- para acceder a material clasificado del Gobierno.

Manning filtró en 2010 al portal WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados como secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, lo que supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de Washington en el mundo.

La acusación desvelada este jueves implica que EE.UU. considera que Assange no fue un mero receptor de dichos documentos, sino que colaboró de manera activa con Manning para lograr el acceso a los mismos.

"Manning, que tenía acceso a los computadores debido a sus obligaciones como analista de inteligencia, estaba empleando los equipos para descargar informes clasificados y transferirlos a WikiLeaks", agrega el comunicado.

La cartera de Justicia considera que el descifrado de la clave "habría permitido a Manning conectarse a los equipos con un usuario ajeno" al propio, lo que "habría hecho más difícil" que los investigadores identificaran la fuente de las filtraciones.

Assange pidió asilo en la sede diplomática ecuatoriana en Londres en 2012 para evitar su extradición a Suecia, que entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales, y en este tiempo llegó a obtener la nacionalidad del país latinoamericano.

Aplausos a la decisión

La primera ministra británica, Theresa Maya aseguró ante varios diputados que "nadie está por encima de la ley", congratulándose de la detención de Assange. También agradeció a Ecuador por su cooperación y a la policía británica por su "gran profesionalismo".

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, defendió también la decisión, asegurando que Assange no es un héroe, que en cambio, se ha escondido durante años y es correcto que su futuro sea decidido en el sistema judicial británico.

La abogada de la mujer que acusa a Julian Assange de violación en Suecia en 2010, indicó que pedirá a la fiscalía la reapertura de la investigación.

"Haremos todo para que los fiscales vuelvan a abrir la investigación sueca y que Assange sea entregado a Suecia y juzgado por violación" indicó Elisabeth Massi Fritz.

El Relator especial de la ONU para el derecho a la privacidad, Joe Cannataci, que debía reunirse con el fundador de WikiLeaks el 25 de abril en la embajada de Ecuador en Londres, confirmó que mantiene por el momento su plan de visitarlo.

"Esto sólo quiere decir que en vez de visitar a Assange en la embajada (...) lo haré en un puesto de policía o allí en Reino Unido en donde pueda estar detenido", indicó a la prensa.

Voces de rechazo

Pero el relator de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitarias, Agnes Callamard, fue más allá, y consideró que  Ecuador expone al fundador de WikiLeaks a "graves violaciones a sus derechos humanos" al retirarle la protección diplomática.

“Expulsando a Assange de su embajada, las autoridades ecuatorianas permitieron a las británicas arrestarlo, esto lo deja un paso más cerca de la extradición hacia Estados Unidos. Al hacerlo, Ecuador expone a Assange a un verdadero riesgo de graves violaciones de sus derechos humanos", dijo Callamard.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró a su sucesor, Lenín Moreno, de ser el "traidor más grande de la historia" latinoamericana y de cometer un "crimen" por entregar al fundador de WikiLeaks.

Lea aquí: Rafael Correa llamó "traidor" al presidente Moreno por entregar a Assange

Rusia, que siempre ha mostrado apoyo a Assange, consideró que ahora "la mano de la 'democracia' estrangula la libertad", según la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova.

Por su parte el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo que esperan “que todos sus derechos sean respetados".

Edward Snowden, el exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), calificó la noticia como un "día sombrío para la libertad de prensa".

"Las imágenes del embajador de Ecuador invitando a la policía secreta a ingresar en la embajada para arrastrar afuera a un editor -que guste o no- de material periodístico terminará en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden celebrar, pero es un día sombrío para la libertad de prensa", indicó Snowden en Twitter.

El líder independentista catalán Carles Puigdemont, residente en Bélgica, dijo en su Twitter que “los derechos humanos y especialmente la libertad de expresión están siendo atacados una vez más en Europa".

Barry Pollack, abogado de Assange en Estados Unido, calificó de "amarga decepción" el que Ecuador haya permitido que alguien a quien había concedido asilo y la nacionalidad haya sido detenido en su embajada. Además, condenó a Estados Unidos por buscar la extradición de "un periodista extranjero" para enfrentar cargos por "publicar información veraz".

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido