Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tapabocas coronavirus Europa
AFP

 Austria, uno de los países europeos que mejor había salido en la primavera pasada de la primera ola de la pandemia del coronavirus, se vio obligada este sábado a anunciar un estricto confinamiento ante la incesante subida de los contagios.

Las nuevas medidas, comunicadas por el gobierno conservador ecologista en Viena, entrarán en vigor el próximo martes y regirán hasta el 6 de diciembre próximo.

El objetivo, según dijo el canciller federal, el conservador Sebastian Kurz, es lograr una "reducción sustancial" de los contagios, descongestionar los hospitales y salvar las fiestas navideñas para las familias y para el comercio.

Lea aquí: Coronavirus deja más de 1,3 millones de muertos en el mundo

El pasado 3 de noviembre el gobierno había anunciado un confinamiento más ligero, con el cierre de restaurantes, bares, teatros, salas de conciertos, y también de universidades y colegios para alumnos a partir de los 15 años.

Sin embargo, incluyendo un toque de queda nocturno, estas medidas no dieron los resultados esperados y las infecciones siguieron subiendo hasta un nuevo máximo de unos 9.600 casos con más de 4.000 personas hospitalizadas, entre ellas, unos 560 en cuidados intensivos.

El promedio de la semana pasada fue de unos 7.000 contagios diarios, con una incidencia de 550 casos por cada 100.000 habitantes, o sea, 11 veces superior que valor deseado, mientras que un 77 % de las infecciones ya no se pueden rastrear. El número de fallecidos por covid-19 supera los 1.600, el doble que hace dos meses.

Cierre de colegios

Ante esta situación, el país alpino necesita ampliar el vigente toque de queda nocturno -con numerosas excepciones- a todo el día, lo que implica que todas las instituciones educativas, desde guarderías hasta universidades, deberán permanecer cerradas y funcionar de forma telemática siempre que sea posible.

Aquellos empleados que no puedan teletrabajar podrán enviar sus hijos a las escuelas y guarderías para que cuiden a los niños allí.

Por otra parte, todos los comercios y servicios no esenciales, incluyendo peluquerías, deberán permanecer cerrados durante las próximas tres semanas, con excepción de supermercados, droguerías, farmacias, bancos y correos.

Le puede interesar: Una vacuna para distribuir en enero, prevé Agencia Europea de Medicamentos

"Si no reaccionamos de forma masiva, existe el riesgo de que los contagios sigan subiendo o permanezcan a un nivel demasiado alto", dijo Kurz al anunciar el nuevo confinamiento. "Nuestro objetivo es volver a abrir el comercio y los colegios a partir del 7 de diciembre", resumió el canciller federal.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.