Cargando contenido

Al menos una persona falleció en este hecho.

Francia AFP
La policía rodeó los alrededores del lugar donde se encontraban los rehenes.
Foto: AFP

El hombre que hoy ha tomado rehenes en un supermercado de la localidad de Trèbes, cerca de Carcasona, en el sur de Francia, y que ha matado al menos a una persona estaba fichado, según dijeron a Efe fuentes conocedoras del caso.

El hombre, que llevaba una pistola y que podría estar armado también con granadas, continúa en el interior del Super U, donde retiene a al menos una persona, señalaron a Efe las fuentes.

De acuerdo con la emisora "France Info", el nombre de este individuo aparece en el Fichero de Señalamientos para la Prevención de la Radicalización con Carácter Terrorista (FSPRT).

Según los medios franceses, se trata de un marroquí de una treintena de años residente en Carcasona que fue identificado porque dejó aparcado su coche junto al supermercado.

Tras entrar en el establecimiento al grito de "Alahu Akbar" ("Dios es el más grande"), denunció la intervención militar francesa en Siria, amenazó con matar a los que se encontraban en el interior y dijo ser un "soldado" del grupo Estado Islámico, según estos medios.

Además, exigió la liberación de Salah Abdeslam, el único encarcelado en Francia por los atentados yihadistas de la noche del 13 de noviembre de 2015 en París, que causaron la muerte de 130 personas y heridas a varios centenares

-Una decena de rehenes liberados en supermercado atacado en el sur de Francia-

Una decena de personas fueron liberadas en el supermercado de la cadena "Système U" en Trèbes (sur de Francia) tras la toma de rehenes ejecutada este viernes en un supuesto acto terrorista, según informó a Efe el portavoz de la compañía, Thierry Desouches.

Las autoridades informaron a la empresa de la liberación de en torno a una decena de rehenes, mientras que un agente de las fuerzas del orden permanece dentro del comercio junto al secuestrador, apuntó Desouches.

"Estamos pendientes de la información que nos llega de las autoridades pero es importante que les dejemos trabajar pues la intervención policial no ha terminado", añadió.

Esta misma fuente explicó a Efe que se trata de una tienda de 2.000 metros cuadrados en la que trabajan 50 empleados, aunque en la central no disponen de información exacta sobre el número de trabajadores que se encontraba en el lugar a la hora del ataque.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido