Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Explosión en Liverpool
AFP

El autor del atentado del domingo pasado ante un hospital de mujeres Liverpool, Inglaterra, empezó a comprar en abril los componentes del artefacto explosivo, informó este miércoles el jefe de la unidad antiterrorista del noroeste inglés, Russ Jackson.

El responsable del ataque, identificado como Emad Al Swealmeen, perdió la vida al estallar el artefacto explosivo en el interior del taxi en el que viajaba, mientras que el conductor resultó herido.

Según las autoridades británicas, Al Swealmeen nació en Irak, alquilaba una propiedad en Liverpool y al menos desde abril empezó a hacer "compras relevantes" para montar la bomba casera, que estalló el domingo por la mañana ante el Hospital de Mujeres de esa ciudad.

"Está apareciendo un panorama complejo sobre las compras de componentes para el artefacto. Sabemos que Al Swealmeen alquilaba una propiedad desde abril de este año y creemos que estaba haciendo compras relevantes al menos desde ese momento", indicó Jackson. 

Lea aquí: Gobierno Talibán pide a Estados Unidos retomar las ayudas y descongelar activos

El agente policial informó, además, que el hombre, de 32 años, era solicitante de asilo y tenía problemas mentales. "Esto formará parte de la investigación policial y nos tomaremos tiempo para entenderlo todo", agregó. 

También se sabe que el hombre se convirtió al cristianismo desde el islam y fue bautizado en 2015 y confirmado en 2017 en la catedral anglicana de esa ciudad, indicó a la BBC un portavoz de la diócesis, Stuart Haynes.

El obispo Cyril Ashton, que lo confirmó y aparece con él en una foto publicada por la prensa, señaló que, aunque no recordaba al sospechoso personalmente, sabe que para poder ser confirmado tuvo que "estar bien preparado en la fe cristiana".

Los Hitchcott, una pareja de feligreses que conocieron a Al Swealmeen durante un curso de cristianismo para solicitantes de asilo y que en 2017 le acogieron en su hogar unos meses, han explicado que el joven inmigrante de Oriente Medio era "un auténtico cristiano" y que compartían veladas de rezos y lectura de las escrituras.

"Era encantador. No sé lo que se torció", ha declarado a la BBC Malcolm Hitchcott, cuya esposa Elizabeth señala que están "muy tristes" por lo acontecido.

Le puede interesar: Gobierno Talibán pide a Estados Unidos retomar las ayudas y descongelar activos

La cadena pública británica informó que el Gobierno del Reino Unido rechazó en 2014 la petición de asilo del sospechoso -según Hitchcott, porque había tenido problemas de salud mental-, que también perdió un recurso en 2017.

Tras este ataque el Gobierno británico elevó el lunes el nivel de alerta terrorista en el Reino Unido de "sustancial" a "grave", lo que implica que la posibilidad de que se produzca un atentado es "altamente probable". 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.