Rodriguez Torres fue ministro de Interior,Justicia y Paz en 2014.

Miguel Rodríguez Torres
Miguel Rodríguez Torres
AFP

En horas de la tarde de este martes, autoridades de seguridad del Estado venezolano, detuvieron en las inmediaciones de un hotel de Caracas al exministro, Miguel Rodríguez Torres, uno de los férreos disidentes del chavismo y con un pasado militar que lo vincula a la intentona golpista de 1992​ comandada por Hugo Chávez.​

Rodríguez Torres fue subido a una camioneta presuntamente del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional flanqueado por varios funcionarios. El militar retirado se limitó a sentarse en el interior del vehículo, sin emitir comentarios. 

Salía de un evento denominado "Mujeres llamadas al cambio y a la unidad por Venezuela" que encabezaba en un espacio de un reconocido hotel de la capital venezolana. 

Rodriguez Torres fue ministro de Interior,Justicia y Paz en 2014, el mismo año en que el dirigente opositor Leopoldo López encabezó una serie de protestas que terminaron con su posterior detención.

A pesar de que nunca su oficializó su intención de ser candidato presidencial, el  pasado febrero fue inhabilitado para ejercer cualquier cargo público durante un año, por decisión de la Contraloría General de Venezuela. 

Gobierno de Maduro acusa a ex ministro de planificar "acciones criminales" y de “conspiración” militar

El gobierno de Venezuela ​emitió la tarde de este martes un comunicado en el que ofrece razones de la “captura” del exministro Miguel Rodríguez Torres. Adelanta que “será puesto a la orden de la justicia”.

 En el texto se asegura que el militar retirado estaba siendo requerido por la justicia al estar incurso en acciones contra la paz y tranquilidad pública y en conjuras y complots que perseguían la intención aviesa de atentar contra la unidad monolítica de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana”.

 Lo señala además de estar detrás de “acciones criminales” junto con “cómplices” que según el texto “incluían actos armados y conspiraciones contra nuestra Constitución”.

 Destacan que gracias al “apego de nuestra Fuerza Armada” y labor de los cuerpos de inteligencia, se logró “detectar y desactivar todos los planes agresivos y violentos del orden democrático en los que este señor está involucrado”.

 En el documento hacen énfasis en que “Rodríguez Torres fue echado del gobierno bolivariano al comprobar sus vinculaciones con organismos de inteligencia de los Estados Unidos de Norteamérica, nexos que en un momento posterior este sujeto reconoció”.

 El gobierno de Maduro llama a los órganos de Justicia “para que todo el peso de la ley, con la severidad debida frente a la traición y el crimen, caiga con celeridad y fuerza sobre quienes han perpetrado crímenes contra nuestra patria y han tratado de vulnerar la tranquilidad de nuestros compatriotas”.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido