Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage



La decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE.UU. de “eliminar” la neutralidad en la red ya le da la vuelta al mundo debido a que consideran que se pueden comenzar a censurar los contenidos y a darle más poder a las grandes empresas.

Lo que ocurrió en Estados Unidos fue un golpe de Trump sobre su antecesor Barack Obama, quien había proferido dicha norma que protegía Internet como un servicio público. (Lea también: Colombia defiende internet “libre e igualitario” ante supresión de EE.UU.)

Ahora con la decisión del actual Gobierno, las empresas podrán pagar más para que sus contenidos sean priorizados en la red, lo que perjudica una de las grandes cualidades de Internet: la variedad de contenidos, debido a que muchas empresas pequeñas no podrán pagar esos costos y serán casi censuradas.

Ryan Singel, experto en neutralidad de la red del Centro de Estudios de Internet y la Sociedad de la Universidad de Stanford, en entrevista con BBC Mundo explicó que ahora las compañías proveedoras del servicio de Internet podrán priorizar o bloquear contenido “sin tener que rendir cuentas”.

Por esta razón, las proveedoras de dichos servicios como Comcast, son las grandes beneficiadas porque podrán cobrar a su antojo a esas empresas que “quieran un acceso más rápido o aparecer a los usuarios en internet”, afirmó Singel a ese medio.

Por ejemplo, con la ley aprobada por Obama un bloguero tenía el mismo derecho que Google, sin embargo al entrar en vigencia la nueva norma esto cambiaría.

También los más perjudicados serán los usuarios porque, según el experto, subirán los costos que se paga por tener Internet en casa y también de servicios de streaming como Netflix.

Esto debido a que Netflix deberá pagar aún más por estar visible en Internet, lo que hará que su servicio sea más costoso. Esto mismo sucederá con las ventas en línea.

“Como tendrán que pagar tarifas más altas por utilizar internet de mejor calidad para ofrecer sus servicios, necesitarán cobrar más también a sus usuarios para mantenerlo. Así que veremos que Internet se volverá mucho más caro en los servicios por los que pagas", señaló Singel.