Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Joe Biden
AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó este marte a prohibir los fusiles de asalto en el país y llamó al Congreso a legislar sobre las armas de fuego tras el tiroteo que se registró este lunes en un supermercado de Boulder, una ciudad cercana a Denver, la capital de Colorado, en el que murieron 10 personas. 

"No debemos esperar otro minuto (...) insto a mis colegas de la Cámara de Representantes y del Senado a actuar", dijo el mandatario, que pasó varias décadas en el Senado. "Deberíamos prohibir los fusiles de asalto y los cargadores de alta capacidad en este país", indicó.

Lea aquí: Incendio deja 15 muertos y más de 500 heridos en un campamento rohinyá

El llamado del presidente se da horas después de que fuera identificado e imputado un hombre de 21 años por el asesinato de 10 personas, incluyendo un policía, en un supermercado de Boulder.

Identificado como Ahmad Alissa, el atacante está hospitalizado tras ser herido en una pierna. Su condición es "estable" y debe ser pronto trasladado a prisión, declaró la jefa de la policía de Boulder, Maris Herold, en conferencia de prensa.

"Se le acusa de 10 cargos de asesinato en primer grado y en breve será trasladado a la cárcel del condado de Boulder", dijo. 

Todavía se desconoce el motivo, según las autoridades. Todas las víctimas fueron identificadas y tenían edades comprendidas entre los 20 y los 65 años, dijo la misma fuente. El agente fallecido era padre de siete hijos, dijo Herold.

El presunto atacante está acusado de haber abatido a 10 personas el lunes por la tarde en la tienda King Soopers o en sus alrededores en Boulder, una ciudad de unos 110.000 habitantes situada a 50 kilómetros al noroeste de Denver, la capital de Colorado.

Le puede interesar: Funcionarios de Nueva York volverán a las oficinas en mayo

Las imágenes en directo mostraron a un hombre, vestido sólo con pantalones cortos de gimnasia, siendo conducido fuera de la tienda por agentes de policía. Tenía las manos esposadas a la espalda y parecía tener una herida en la pierna, con restos de sangre.  

Según los medios de comunicación estadounidenses, el hombre iba armado con un fusil de asalto AR-15, un arma que suele utilizarse en este tipo de matanzas, un mal recurrente en Estados Unidos.

El ataque se produjo menos de una semana después de que un pistolero, también de 21 años, matara a tiros a ocho personas en salones de masaje asiáticos de Atlanta, Georgia.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.