Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente de EE.UU., Joe Biden
AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este jueves el fin del apoyo estadounidense a la guerra en Yemen y el congelamiento de la retirada de las tropas estadounidenses en Alemania, marcando así un doble punto de inflexión estratégico frente a Donald Trump.

Así lo adelantó el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, poco antes del primer discurso de Biden sobre política exterior desde su llegada a la Casa Blanca, esta tarde desde el Departamento de Estado.

En ese discurso, Biden dijo que la guerra en Yemen "debe acabar", prometiendo abandonar el apoyo de Washington a la ofensiva de Arabia Saudita contra los rebeldes hutíes y suspender la venta de armas. 

Lea además: Legisladores le piden a Trump testificar en juicio político en Senado de EE.UU.

"Esta guerra debe acabar", dijo Biden. "Para subrayar nuestro compromiso, estamos terminando todo apoyo estadounidense a las operaciones ofensivas en la guerra en Yemen, incluyendo la venta de armas". 

El fin del respaldo de Estados Unidos a la coalición militar liderada por Arabia Saudita que lucha en Yemen contra los rebeldes hutíes revierte la política de Trump de brindar asistencia logística y vender enormes cantidades de armamento sofisticado.

Esta promesa de campaña de Biden es parte de una revisión más amplia de la política estadounidense en Medio Oriente. El plan revisará también la inclusión de los hutíes en la lista negra de "organizaciones terroristas" de Estados Unidos, otra medida tomada in extremis por el gobierno de Trump, pero criticada desde todos lados por amenazar la entrega de ayuda a Yemen, que según la ONU ya es escenario de la peor crisis humanitaria del mundo actualmente.

Biden "hablará de que Estados Unidos juegue un papel más activo y comprometido en la diplomacia para poner fin al conflicto", dijo Sullivan.

TROPAS EN ALEMANIA 

En otra reversión de los planes de su antecesor, Biden "congelará" el plan iniciado por Trump para reducir la presencia de tropas estadounidenses en Alemania, piedra angular de la seguridad de la OTAN desde el comienzo de la Guerra Fría.

"Anunciará (...) una revisión de la situación de las fuerzas globales y, mientras esté pendiente esa revisión, congelará cualquier redespliegue de tropas de Alemania", dijo Sullivan.

Trump, que mantuvo frías relaciones con Berlín, dijo en junio que quería reducir en gran medida el número de militares estacionados en Alemania, de unos 35.000 a unos 25.000.

Posteriormente, el Pentágono precisó que la retirada involucraría a unos 12.000 soldados, con la repatriación de 6.400 de ellos a Estados Unidos, mientras que los otros 5.600 se reposicionarían en otros países de la OTAN.

La decisión de Trump fue vinculada a su tensa relación con Alemania y la Unión Europea por cuestiones comerciales, pero generó preocupaciones de que estaba debilitando la seguridad de los países occidentales frente a una Rusia resurgente. 

AUTORITARISMO DE RUSIA Y CHINA

Pero Sullivan también mostró la firmeza de la nueva administración frente a Rusia. "A diferencia del anterior gobierno, tomaremos decisiones para hacer responsable a Rusia por la cadena de actividades desestabilizadores que ha llevado a cabo", aseguró Sullivan, sin dar un cronograma ni detalles.

Biden, que culpa al Kremlin por un ataque cibernético masivo y lo acusa de intromisión en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, ha endurecido rápidamente la postura de Washington hacia Moscú. 

En el Departamento de Estado, Biden prometió contrarrestar el "autoritarismo" tanto de China como de Rusia, insistiendo en su deseo de romper con la postura de Donald Trump hacia Moscú.

Estados Unidos debe "estar ahí frente al avance del autoritarismo, en particular las crecientes ambiciones de China y el deseo de Rusia de debilitar nuestra democracia", afirmó. 

"Le dejé claro al presidente Putin, de una manera muy diferente a mi antecesor, que la época en que Estados Unidos se sometió a los actos agresivos de Rusia (...) se acabó", agregó.

Estados Unidos también denunció el arresto de Alexéi Navalni, uno de los pocos oponentes que quedan al presidente ruso Vladimir Putin. 

Le puede interesar: Rusia y EE.UU. prorrogan tratado de desarme nuclear Nuevo START hasta 2026

GOLPE DE ESTADO EN BIRMANIA

El presidente Biden llamó este jueves a los militares de Birmania a "renunciar al poder" en el país asiático y liberar a los dirigentes y activistas detenidos tras el golpe de Estado esta semana, entre los que se encuentra la Nobel de Paz de 1991, Aung San Suu Kyi. 

"Los militares birmanos deben renunciar al poder que confiscaron, liberar a los activistas y funcionarios que detuvieron, levantar las restricciones a las telecomunicaciones y abstenerse de la violencia".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.