Cargando contenido

Esto debido a que aumentó a 38 la cifra de contagios por coronavirus.

Protestas en Bolivia
AFP

Las medidas para controlar el coronavirus se endurecen en Bolivia, tras los episodios de incumplimiento de la cuarentena, que llevaron al Gobierno interino a declarar este miércoles emergencia sanitaria, al subir a 38 los casos confirmados en el país.

"Es muy grave", advirtió la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, sobre los problemas para hacer cumplir la cuarentena que rige desde el pasado domingo.

Consulte: Países sancionados económicamente por EE.UU., piden mediación de la ONU

Áñez se dirigió a la nación acompañada de su gabinete desde el palacio de Gobierno en La Paz, para subrayar que el incumplimiento de la cuarentena aumentó el riesgo de contagio en el país.

Por ello, su gabinete acordó la nueva medida, que estará en vigor desde esta medianoche hasta el próximo 15 de abril, mientras que la cuarentena se había decretado hasta el 4 de ese mes.

Esta declaración supone reforzar el papel de policías y militares para garantizar el cumplimiento de las medidas para contener el contagio de Covid-19, resaltó la presidenta transitoria.

El cierre de fronteras será total, sin que nadie pueda salir ni entrar el país salvo casos muy excepcionales, mientras que hasta ahora se permitía el retorno de nacionales y residentes.

La circulación de vehículos, que por ahora se permitía con autorización, se limita a desplazamientos por emergencias sanitarias y de seguridad.

Solo podrán salir de casa para comprar alimentos y productos básicos quienes tengan entre 18 y 65 años, de lunes a viernes según el día dependiendo del número en que termine su carné de identidad, pero no sábados ni domingos.

Las multas por incumplir la obligación de permanecer en casa se duplican, recalcó Áñez, quien recordó que la pena de cárcel en el país puede ser de hasta diez años por un delito contra la salud pública.

"Nos vemos en la necesidad de endurecer las medidas", aseveró la mandataria interina.

La presidenta transitoria anunció nuevas ayudas sociales ante la situación en Bolivia, como una canasta familiar o cesta de la compra gratis para 1.600.000 familias, en un país con unos once millones y medio de habitantes, de la que no aportó más detalles.

De abril a junio el Gobierno interino asumirá además el consumo de electricidad en los hogares hasta cierta cantidad en la factura mensual, además de la mitad del gasto en agua.

Bolivia declaró primero emergencia nacional, luego cuarentena y ahora estado de emergencia sanitaria para intentar frenar el coronavirus.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido