Cargando contenido

Exigen elecciones presidenciales lo más pronto posible.

marchas bolivia
AFP

Desafiando la cuarentena por el coronavirus, miles de bolivianos marcharon en La Paz para protestar contra las políticas de salud, educación y trabajo de la presidenta interina de derecha Jeanine Áñez.

La manifestación, la mayor desde que la pandemia alcanzó el país en marzo, fue convocada por la Central Obrera Boliviana (COB), cuyo líder, el minero Juan Carlos Huarachi, declaró que "el pueblo está expresando sus necesidades" al elevar su voz de protesta. 

De interés: Curva de contagios por coronavirus empeora en Bolivia

La marcha congregó a unas 4.000 personas, según estimaciones de periodistas en el lugar, y recorrió unos 12 km desde la ciudad de El Alto hasta La Paz, sede del poder político, ambas bajo cuarentena por la pandemia. 

"Estamos apoyando la movilización del magisterio rural y urbano en contra de la educación virtual y pedimos la renuncia del ministro (Víctor Hugo) Cárdenas", dijo Huarachi.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria y el confinamiento en marzo están suspendidas las clases presenciales, y varios colegios, especialmente privados, implementaron la modalidad virtual.

El ministro Cárdenas intenta aplicar la educación virtual en las escuelas públicas, pero tropieza en el área rural y barrios pobres de ciudades con la falta de acceso a internet o a dispositivos adecuados. 

"Estamos pidiendo internet gratuito, porque hay niños que no tienen celular con internet y no pueden estudiar" en sus casas, dijo a la AFP Feliciana Quesucala, de 46 años, vecina de El Alto, donde viven mayormente migrantes aimaras.

La protesta abarca "la situación de salud, educación y el despido masivo que están sufriendo los trabajadores" a causa de la depresión económica por la  cuarentena, que recién se flexibilizó el mes pasado, indicó a la AFP Gustavo Arce, secretario de Educación y Cultura de la COB. 

"También estamos defendiendo la estabilidad laboral, hay muchos despidos, no han respetado sus propios decretos; y también por la caída de nuestra economía", declaró Huarachi, quien denunció despidos en los sectores público y privado pese a una norma dictada para evitarlos.

"Elecciones ya" 

"¿Qué queremos? Elecciones ya", corearon los manifestantes, casi todos con mascarillas, en alusión a los comicios generales del 6 de septiembre, que Áñez ha buscado posponer por la pandemia.

Áñez, cinco ministros, la opositora presidenta del Congreso, Eva Copa, y otros altos funcionarios han contraído coronavirus. En el país se han contagiado más de 49.000 personas, de las cuales han muerto 1.886.

Los manifestantes llegaron pacíficamente hasta una distancia de cuatro cuadras de la Plaza de Armas, que permanecía custodiada por policías y militares, y donde están el Palacio de Gobierno y el Congreso.

Mensaje de Áñez 

En coincidencia con la protesta, la presidenta Áñez, que se encuentra en cuarentena en su residencia, grabó un mensaje televisivo en que advirtió que Bolivia enfrenta un "momento muy difícil" por la pandemia.

"Estamos en un momento muy difícil, estamos subiendo el pico de la pandemia, pero estoy segura que unidos entre todos, colaborándonos, vamos a salir adelante", dijo.

"En La Paz todos tenemos que estar unidos ante esta situación", planteó Áñez, quien asumió el poder en noviembre, tras la renuncia del mandatario izquierdista Evo Morales (2006-2019), con la única misión de llamar a elecciones, pero luego decidió postularse a la presidencia.

Áñez y otros candidatos de derecha, como el expresidente Jorge Quiroga, proponen aplazar los comicios hasta que amaine la pandemia. Según previsiones oficiales, Bolivia tendría en la fecha de las elecciones unos 130.000 infectados.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido