Cargando contenido

El presidente brasileño cree que los incendios son usados como una "excusa" para atacar a su Gobierno.

Jair Bolsonaro
AFP

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este lunes que acudirá a la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas con la intención de "mostrarle al mundo" la forma en que Brasil cuida de la Amazonía, pese a los recientes incendios.

"Voy a comparecer a la ONU así sea en silla de ruedas o en una camilla", afirmó el mandatario ante periodistas, refiriéndose a que el próximo domingo será sometido a una operación para tratar una hernia y deberá permanecer al menos unos diez días en el hospital.

Lea aquí: Bahamas promoverá ley de evacuación obligatoria para emergencias como Dorian

La hernia, detectada por los médicos este fin de semana, es consecuencia de la cuchillada que sufrió Bolsonaro durante la campaña electoral del año pasado, que ya le ha llevado tres veces a cirugía. 

Bolsonaro dijo que, aún así, estará el día 22 de septiembre en Nueva York, donde en su condición de presidente de Brasil deberá inaugurar los debates de la Asamblea General, algo que es tradición en la ONU desde la fundación del organismo.

"Quiero hablar sobre la Amazonía", declaró el mandatario, que ha sido acusado por grupos ecologistas y hasta por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, de haber abandonado los programas que el país tenía sobre protección del medioambiente y haber propiciado de esa manera las llamas que aún consumen parte de ese bioma.

Bolsonaro expresó que pretende "mostrarle al mundo, con bastante conocimiento y con patriotismo", que eso no es así, que los planes para el cuidado del medioambiente se mantienen y que los incendios, que son frecuentes en los meses de agosto y septiembre, han sido usados como "excusa" para atacar a su Gobierno.

También reiteró que no aceptará "limosnas" de nadie, en alusión a los 20 millones de dólares que Macron anunció que el G20 donaría para el combate a los incendios en la Amazonía.

Asimismo, repitió su tesis de que existen grandes potencias que están interesadas en "controlar" la Amazonía, a fin de apoderarse de sus riquezas.

"La Amazonía fue prácticamente vendida" y "lo que ellos quieren es que sea inviable para nosotros", aseguró el polémico líder de la ultraderecha brasileña.

Baja aprobación

El índice de desaprobación al presidente de Brasil subió 5 puntos porcentuales en un mes y justo cuando se ha desatado crisis por los incendios en la Amazonía y por una serie de polémicas que se han incrementado en las últimas semanas, según un sondeo publicado este lunes.

El porcentaje de ciudadanos que evalúan negativamente a Bolsonaro saltó del 33 % en julio hasta el 38 % en agosto, de acuerdo con la encuesta realizada por el instituto Datafolha y publicada hoy por el diario Folha de Sao Paulo.

La aprobación del líder de la ultraderecha brasileña también cayó y pasó del 33 % al 29 % en un mes. El creciente descontento coincide con una serie de polémicas protagonizadas por el capitán en la reserva del Ejército, quien asumió su mandato el 1 de enero tras vencer las elecciones de octubre pasado con el 55,13 % de los votos.

Bolsonaro, de 64 años, está en el centro de una crisis internacional después del aumento de los incendios en la Amazonía brasileña, un problema que los expertos vinculan a la creciente deforestación en la selva tropical.

Desde que llegó al poder, el jefe de Estado se ha mostrado a favor de reducir la fiscalización medioambiental en las áreas protegidas, de impulsar la explotación en la Amazonía y legalizar la minería en las reservas indígenas, propuestas fuertemente criticadas por las organizaciones medioambientales.

Le puede interesar: Alemania pide perdón a Polonia en el aniversario 80 de la Segunda Guerra Mundial

Con este índice de rechazo de 38 %, Bolsonaro es el presidente peor evaluado durante su primer mandato, frente al 11 % de desaprobación que tenía Dilma Rousseff en el periodo, el 10 % de Luiz Inácio Lula da Silva o el 15 % de Fernando Henrique Cardoso.

La encuesta igualmente indicó que el 44 % de los entrevistados no confía en la palabra del presidente, el 36 % lo hace eventualmente y el 19 % siempre. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido