Cargando contenido

El Presidente de Brasil dice que está presto a dialogar sobre la problemática ecológica.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.
AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que su homólogo francés, Emmanuel Macron, busca provecho político personal con su decisión de pedir que la Cumbre del G7 que aborde con urgencia la "crisis internacional" provocada por los incendios que destruyen la Amazonía.

"Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar un asunto interno de Brasil y de los otros países amazónicos para obtener beneficios políticos personales", dijo el líder brasileño al reaccionar a la decisión del presidente francés.

En contexto:Amazonia colombiana también ha sido afectada por incendios

"El tono sensacionalista con el que se refiere a la Amazonía (usando hasta fotos falsas) no contribuye en nada en la solución del problema", agregó el mandatario brasileño en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter.

Bolsonaro se pronunció sobre el asunto poco después de que Macron calificara como "crisis internacional" los incendios que arrasan múltiples áreas de la Amazonía y adelantara que el asunto será abordado en la Cumbre que tendrá esta semana en Biarritz el G7, grupo que reúne a las mayores potencias mundiales.

"Nuestra casa arde. Literalmente. El Amazonas, el pulmón de nuestro planeta que produce el 20 % de nuestro oxígeno está ardiendo. Es una crisis internacional. Miembros del G7, nos vemos en dos días para hablar de esta urgencia", escribió el presidente francés en su cuenta de Twitter.

Lea además: Más de 200 años tardará la recuperación del Amazonas en Brasil: Brigitte Baptiste

Bolsonaro, en su mensaje igualmente en Twitter, alegó que el Gobierno brasileño está dispuesto a dialogar sobre el asunto pero con base en hechos objetivos y con respeto mutuo.

"La sugerencia del Presidente francés, de que asuntos amazónicos sean discutidos en el G7 sin la participación de los países de la región, evoca una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI", agregó el mandatario brasileño.

Según datos divulgados esta semana por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), la región amazónica ha registrado más de la mitad de los 71.497 incendios forestales detectados en Brasil entre enero y agosto de este año, una cifra un 83 % superior al del mismo período de 2018.

Lea tambiénJoven atacó a estudiantes en Brasil con un hacha y dejó varios heridos

Bolsonaro, que admitió la situación y la intencionalidad criminal de algunos de los incendios, volvió a insinuar este jueves que las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) podrían estar detrás de los incendios provocados en la Amazonía, aunque admitió que son "sospechas" sin pruebas, ya que están contrariadas con la decisión de su Gobierno de no sustentarlas con recursos públicos.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido