El Gobierno brasileño lamentó los "actos de violencia" ocurridos estos días en Colombia tras el fin del cese al fuego bilateral entre el Gobierno de ese país y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), al tiempo que confió en recuperar el diálogo de paz. Brasil manifestó su confianza en que "pronto" sean retomadas las negociaciones entre las partes y creadas "las condiciones para el restablecimiento de un nuevo cese al fuego", señaló la Cancillería en un comunicado. El ELN comenzó en la víspera una ola de ataques en diferentes partes del país después de que el 9 de enero terminara el cese al fuego bilateral de 100 días con el Gobierno colombiano. Miembros de esa guerrilla atacaron hoy bases del Ejército y la Policía en el este de Colombia, actos que se suman al asesinato este miércoles de un soldado a manos de un francotirador del grupo armado ilegal y a atentados contra la infraestructura petrolera. En consecuencia, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó el regreso al país para consultas de los negociadores de paz con esa guerrilla que estaban en Quito. El Gobierno colombiano y el ELN iniciaron el año pasado conversaciones de paz en la capital ecuatoriana, las cuales, tras los ataques, han quedado suspendidas cuando estaba previsto poner en marcha la quinta ronda de los diálogos. En este sentido, el Ejecutivo brasileño "renueva su mejor disposición para seguir contribuyendo, como garante, para el éxito de las negociaciones del proceso de paz", añadió en la nota. EFE