Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Coronavirus en Brasil / pacientes contagiados
Brasil es el segundo país con mayor número de contagiados.
AFP

 Brasil registró en las últimas 24 horas 706 muertes por coronavirus, con lo que el número de fallecimientos superó los 186.000, así como 50.177 nuevos contagios, que elevaron el total de casos a más de 7,2 millones, informó este sábado el Ministerio de Salud.

Según el boletín divulgado hoy por el Ministerio de Salud, con las cifras de este sábado, el número de muertes en Brasil subió hasta 186.356 desde la primera, el 12 de marzo pasado, y el de contagios hasta 7.213.155, desde el primero, el 26 de febrero.

Lea también: "Nicaragua va hacia dictadura legalizada": Exsecretario ejecutivo de CIDH

Los datos confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y el segundo país con mayor número de muertes por covid, después de Estados Unidos, y el tercero con más casos, tras Estados Unidos e India.

Las cifras de este sábado, sin embargo, mostraron una reducción con respecto a los últimos días. El número de muertes cayó desde 1.092 el jueves hasta 823 el viernes y hasta 706 el sábado, y el de casos desde 69.826 el jueves hasta 52.544 el viernes y 50.177 el sábado.

El Ministerio, sin embargo, reconoce que las estadísticas de los fines de semana por lo general se ubican por debajo del promedio debido a que hay menos funcionarios procesando los datos.

Las estadísticas de la última semana dejaron claro que Brasil vive una segunda ola de la epidemia sin haber superado la primera.

Lea también: Inglaterra e Italia imponen confinamientos por Navidad

Brasil registró el miércoles un récord de 70.574 casos pese a que la curva de contagios venía descendiendo y el promedio diario en 14 días llegó a bajar a 18.600 contagios el 10 de noviembre pasado. Este sábado el promedio en los últimos 14 días ya había subido hasta 45.430 casos diarios.

De la misma forma, Brasil registró el miércoles pasado 1.092 muertes, el mayor número en un día desde el 15 de septiembre (1.110), con lo que volvió a sumar más de un millar de fallecimientos por día, algo que no ocurría desde el 30 de septiembre (1.031).

Según las estadísticas del Ministerio, el promedio de muertes en los últimos 14 días subió este sábado hasta las 694,86 diarias, con un crecimiento del 13,62 % frente al de hace una semana (611,57 el 12 de diciembre) y del 27,35 % en comparación con el de hace dos semanas (545,64 el 5 de diciembre).

Según los datos del Ministerio de Salud, un total de 6.222.764 pacientes se recuperó de la enfermedad y fue dado de alta, lo que equivale al 86,3 % de los contagiados, y otros 804.035 continúan bajo cuidados médicos, que corresponde a cerca del 11,1 %.

Las cifras indican que hasta este sábado Brasil tiene una tasa de mortalidad por la enfermedad de 88,7 óbitos por cada 100.000 personas y una incidencia de 3.432,4 contagios por cada 100.000 habitantes, así como una letalidad de 2,6 % de muertes entre los contagiados.

El estado de Sao Paulo, el más poblado del país con 46 millones de habitantes, sigue siendo el de más casos confirmados (1.371.653) y más muertes (44.878). En número de muertes le sigue el estado de Río de Janeiro (24.351) y en número de contagios lo escolta el estado de Minas Gerais (488.934).

Pese a que el Ministerio de Salud aún no ha reconocido que Brasil está enfrentando una segunda ola de la pandemia sin haber superado la primera, los gobiernos regionales admiten que la situación se ha recrudecido y han vuelto a anunciar medidas de distanciamiento social para intentar frenar el avance del coronavirus.

El Gobierno brasileño anunció el miércoles las líneas maestras de su futuro plan de vacunación contra la covid-19, que prevé inmunizar a los 210 millones de habitantes en unos 16 meses, pero aún no fijó una fecha de inicio del proceso.

Por su parte, la Corte Suprema decidió el jueves por amplia mayoría que la vacunación será obligatoria pero no forzosa, por lo que autorizó a los gobiernos regionales y municipales a imponer sanciones a quienes no se vacunen, como vetar la matrícula en las escuelas a niños sin vacuna o restringir el acceso a espectáculos a quienes no estén inmunizados. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.