Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Prueba rápida de coronavirus en India
Prueba de coronavirus en India.
AFP

El continente africano mira horrorizado cómo India libra una trágica lucha contra el coronavirus, y teme a corto plazo quedarse sin las vacunas fabricadas en aquel país.

India, a menudo llamada la "farmacia del mundo", es uno de los mayores abastecedores de la vacuna de AstraZeneca en el marco del programa Covax para ayudar a la vacunación en los países más pobres.

Pero India se ha visto golpeada por una explosión de los casos de infecciones al covid-19, acelerada, según los científicos, por una nueva variante. Con más de 1.300 millones de habitantes, ha registrado 22 millones de contagios y cerca de 250.000 fallecimientos. 

India, tras haber enviado al extranjero más de 60 millones de dosis, anunció a fines de marzo que postergaba sus entregas al exterior ya que debía hacer frente a sus necesidades internas.

Los ministros de Salud de la Unión Africana (UA) tuvieron este fin de semana una reunión en línea para debatir este asunto. "La situación de las vacunas es ahora extremadamente compleja debido a la situación en India" afirmó el virólogo camerunés John Nkengasong, director del Centro africano de prevención y control de enfermedades, organismo de vigilancia de salud de la UA.

"Esperamos que sigan suministrándose vacunas desde India a través del programa Covax, pero estamos viendo con horror e incrédulos lo que está ocurriendo en ese país, y no creemos que esas vacunas puedan ser enviadas desde India a corto plazo", agregó.

A diferencia de otros continentes, África ha evitado lo peor de esta pandemia, con solamente 124.000 decesos y 4,6 millones de contagios, según cifras oficiales. 

Pero África tiene por otro lado megalópolis superpobladas, verdadero caldo de cultivo para los virus, y al mismo tiempo hospitales y servicios sanitarios en muy precario estado.

Hasta ahora el continente ha administrado 19,6 millones de dosis, es decir apenas 2 % del global total de su población. Según la Organización mundial de la salud (OMS), un 80 % de las dosis han sido inyectadas en los países más desarrollados de todo el mundo.

Al carecer de medios para fabricar vacunas, los países africanos tienen que acudir a los mercados o al programa Covax.

Nkengasong instó a los líderes africanos a adoptar una estrategia común en materia de vacunas. Entretanto, la variante del virus que afecta a India ha sido detectada en varios países africanos, entre ellos Kenia, Sudáfrica y Uganda.

El máximo responsable de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, abogó para que los países africanos mantengan la máxima vigilancia y medidas de precaución ante la epidemia hasta que el problema de las vacunas sea resuelto.

"Lo que está ocurriendo en muchas otras partes del mundo puede ocurrir en África si se baja la guardia" advirtió el director de la OMS durante la reunión del organismo panafricano.

"En muchos países, la emergencia de variantes combinada con el prematuro levantamiento de restricciones sanitarias y sociales, así como con la desigual distribución de vacunas, está teniendo trágicas consecuencias", aseguró. 

De momento, la reunión ministerial de la UE ha urgido a mantener de forma estricta la distancia social, en un continente además donde hay una cierta resistencia a las vacunas.

La República democrática del Congo anunció a finales de abril que había "redesplegado" 1,3 millones de vacunas adicionales de AstraZeneca a los países vecinos, sin embargo, el ministro de salud tuvo que reconocer que sectores de la población simplemente rehusaron ser vacunados.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.