Cargando contenido

La producción total de la OPEP se redujo en 534.000 barriles diarios en marzo.

EEUU no hará exenciones para compradores de petróleo iraní
AFP

La producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se hundió en marzo por las caídas en la producción en Venezuela, en plena crisis, y en Arabia Saudita, país que está decidido a mantener los precios al alza. 

La producción total del cartel se redujo en 534.000 barriles diarios y alcanzó un poco más de 30 millones de barriles diarios en marzo, según fuentes citadas en el informe mensual de la OPEP publicado este miércoles.

Venezuela produjo 289.000 barriles diarios menos que en febrero. Su producción solo alcanzó 732.000 barriles diarios en marzo, comparados a los más de un millón que producía a principios de año y a los dos millones de 2017.

Lea además: Maduro niega crisis humanitaria pero hace una petición internacional

Las cifras oficiales que Venezuela transmite directamente a la OPEP, y que suelen ocultar parte de las dificultades de su industria petrolera, indican por su parte una caída de 472.000 barriles diarios en marzo.

La producción petrolera de Venezuela, que tiene las mayores reservas de crudo del mundo, cayó en los últimos años a causa de, entre otras cosas, la falta de inversión en infraestructuras.

Pero en marzo, la producción de la OPEP también se vio limitada por la caída en Arabia Saudita, que produjo 324.000 barriles diarios menos.

Arabia Saudita, líder de facto del cartel, demuestra así su voluntad de seguir reduciendo su producción para mantener los precios alza.

De interés: EE.UU. sancionó a empresas por enviar crudo venezolano a Cuba

La OPEP y sus socios, entre ellos Rusia, acordaron limitar sus niveles de producción, al menos hasta junio.

El efecto de ese acuerdo fue radical y el precio del petróleo subió en el primer trimestre de 2019 a niveles desconocidos en los últimos 14 años. El Brent, del Mar del Norte, superó hace poco los 70 dólares el barril.

Otros países también redujeron su producción en marzo, como Irak (-126.000 bd) y, en menor medida, Irán (-28.000 bd), bajo sanciones estadounidenses.

Al contrario, la producción en Libia aumentó en marzo (+196.000 bd), antes de que empezaran los combates en curso entre las fuerzas de Jalifa Haftar y del gobierno de unión nacional con sede en Trípoli.

La OPEP tendrá que decidir en las próximas semanas si prorroga o no su política de reducción de la producción, válida hasta junio.

Esta decisión de la OPEP también está en el punto de mira del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "Muy importante que la OPEP aumente el suministro de petróleo. Los mercados mundiales son frágiles, los precios del petróleo aumentan demasiado ¡Gracias!" escribió Trump en Twitter en marzo.

Por otra parte la OPEP también revisó a la baja sus estimaciones de demanda de petróleo en 2019 a causa de un crecimiento más débil de los previsto en los países desarrollados.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido