Cargando contenido

Grupos armados proiraníes en Irak habían prometido represalias.

Misiles
Misiles
Foto: AFP

Al menos nueve cohetes cayeron en la noche del martes en la base aérea de Ain al Assad, en el desértico oeste de Irak, donde están desplegadas tropas estadounidenses, dijo a la agencia AFP una fuente de seguridad.

Este ataque ocurre después que grupos armados proiraníes en Irak prometieron unir fuerzas para responder al ataque realizado por un dron estadounidense el viernes en Bagdad, que abatió al influyente general iraní Qasem Soleimani y el jefe militar iraquí Abú Mahdi al Muhandis.

De acuerdo con PressTV, la cadena iraní de información en inglés, Irán "confirma haber atacado la base en Irak con decenas de misiles" y amenazó con "más respuestas devastadoras" en caso de cualquier reacción estadounidense.

Lea más: Reunión extraordinaria sobre Irán de ministros de Exteriores de la UE

Estados Unidos

La Casa Blanca dijo que el presidente, Donald Trump, estaba "monitoreando" los reportes de un ataque a una base aérea en el oeste de Irak donde están alojadas fuerzas de la coalición y de Estados Unidos.

"Estamos al tanto de los reportes de los ataques a las instalaciones de Estados Unidos en Irak. El Presidente ha sido informado y está monitoreando de cerca la situación y consultando con su equipo de seguridad nacional", dijo en un comunicado la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

Cabe recordar que el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjani, reveló que tienen identificados "trece escenarios" para su "fuerte venganza" contra Estados Unidos por el asesinato del general Qasem Soleimani.

Lea también: EE.UU. anuncia que no retirará sus tropas en Irak por el momento

"El más débil de los trece escenarios es una pesadilla histórica para Estados Unidos", advirtió Shamjaní, quien apuntó que "la venganza no incluye solo una operación".

El responsable aseguró que "todas las fuerzas del Eje de Resistencia tomarán una dura revancha", en alusión a grupos aliados de Irán como el libanés Hizbulá, el iraquí Multitud Popular, el palestino Hamás y el yemení Ansuralá.

También señaló que Irán estaba vigilando las distintas bases de EE. UU. en la región y a sus tropas, que las autoridades persas exigen que abandonen Oriente Medio.

"Si las tropas estadounidenses no salen de nuestra región por su propio pie y en posición vertical, haremos que sus cadáveres salgan de modo horizontal", amenazó Shamjaní.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional concluyó que el mensaje de la República Islámica es claro: "EE. UU. ha asesinado a un héroe nacional y no podemos permanecer indiferentes".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido