El Senado debe ahora pronunciarse sobre ese proyecto de gastos de 1.300 millones de dólares.

Senado de EE.UU.
Los congresistas intentan desde hace meses acordar un proyecto de reforma que se acerque a los deseos de Trump pero que asegure un futuro para los 1,8 millones de jóvenes "Dreamers".
AFP

La Cámara de Representantes  de Estados Unidos aprobó el jueves la ley que financia al gobierno sin los miles de millones de dólares pedidos por el presidente Donald Trump para construir un muro en la frontera con México.

Para evitar un cierre del gobierno tras la medianoche del viernes, el Senado debe ahora pronunciarse sobre ese proyecto de gastos de 1.300 millones de dólares que es fruto de un acuerdo entre la mayoría republicana y la oposición demócrata. Los demócratas debían dar apoyo por cuanto tienen suficiente poder como para bloquear el texto en el senado.

La Casa Blanca confirmó que Trump promulgará esa ley aun cuándo no contemple todo lo que el presidente quería. "¿Es una ley perfecta? No. ¿Es exactamente lo que esperábamos? No", admitió el director de presupuesto Mick Mulvaney.

Los republicanos publicaron el largo texto pactado tras semanas de diálogo que debe llevar el gasto militar a 700.000 millones de dólares y el resto de gastos corrientes a 591.000 millones para el año fiscal que termina el 30 de septiembre.  

El Pentágono tiene su mayor alza presupuestaria en 15 años, un triunfo de los republicanos, que lograron ir más allá de las aspiraciones de Trump.

El Senado dispone ahora hasta la medianoche del viernes  para aprobarlo y evitar lo que sería el tercer cierre de las administraciones federales ("shutdown") del año.

El compromiso alcanzado finalmente incluye sólo 641 millones de dólares para la construcción de unos 50 km de barreras en la frontera con México, subrayaron los demócratas, que estiman haber derrotado en este plano al presidente Trump. Una suma equivalente sería destinada a remplazar los cercos existentes.

El acuerdo estipula que sólo podrán levantarse nuevas barreras similares a las ya construidas, lo que excluye el muro de cemento pretendido por el mandatario.

Sin embargo, la mayoría republicana interpreta que el texto permite comenzar ya mismo la construcción del muro gracias a un total de 1.570 millones de dólares que serán destinados a "barreras físicas e infraestructuras" fronterizas, así como a tecnología y personal, lo que equivaldría a 150 km de un "sistema de muro fronterizo".

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido