Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Venezuela y Rusia
Canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, de visita en Venezuela junto al canciller Jorge Arreaza.
AFP

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, condenó este viernes en Caracas las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela y las presiones del gobierno de Donald Trump para sacar del poder por la fuerza a Nicolás Maduro.

"Estas restricciones son ilegales y constituyen la principal razón del receso de la economía de Venezuela", dijo Lavrov tras reunirse con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, y con la vicepresidenta Delcy Rodríguez en el ministerio de Relaciones Exteriores.

Le puede interesar: Complicar el regreso de Guaidó a Venezuela tendrá consecuencias, dice EE.UU.

Rusia es uno de los principales aliados de Maduro, sometido a una batería de sanciones de Washington que incluyen un embargo petrolero desde abril de 2019 y un bloqueo financiero a la devastada economía del país. 

Moscú es además el segundo acreedor de Venezuela, después de China, con unos 7.500 millones de dólares, según una estimaciones de la consultora local Ecoanalítica.

Para Lavrov, el objetivo de las sanciones es generar un "levantamiento" popular contra Maduro, quien se aferra al poder con apoyo de un sector de la población, los militares, China y Cuba.

El bloqueo de transferencias bancarias "afectó tratamientos de cáncer. Nuestra tarea principal (...) es prestar atención a esos problemas y nuestro enfoque es que cualquier crisis puede ser solucionada a través de medidas políticas y diplomáticas, del diálogo", añadió el diplomático ruso, según la traducción de una intérprete.

La visita de Lavrov, quien previamente estuvo en Cuba y México, se produce luego de que el miércoles el presidente estadounidense, Donald Trump, recibiera en la Casa Blanca al opositor venezolano Juan Guaidó, a quien reconoce como mandatario encargado de Venezuela junto con medio centenar de países.

Un día antes lo había invitado a su discurso sobre el estado de la Unión en el Congreso.

El jueves, en el marco de la visita de Guaidó a Washington, el representante de Trump para Venezuela, Elliott Abrams, insinuó que Estados Unidos pronto tomaría medidas contra Rusia por la relación cada vez más estrecha entre el gigante petrolero estatal Rosneft y Maduro.

"Consideramos inaceptables las sanciones e intentos del uso extraterritorial de legislación nacional", afirmó Lavrov, sin aludir específicamente a esta cuestión, al participar en una mesa de diálogo que impulsan el gobierno y un sector minoritario de la oposición.

El canciller ruso también rechazó la presión estadounidense para sacar por la fuerza a Maduro, cuya "tiranía" Trump dijo que será aplastada.

"Considero que este escenario es inaceptable y vamos a ser responsables y la comunidad internacional condenará. Vamos a trabajar sobre este asunto en el Consejo de Seguridad" de la ONU, sostuvo Lavrov.

Lea aquí: Los detalles del ventilador de Aida Merlano y los políticos a los que salpicó

Minutos antes del pronunciamiento de Lavrov, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que incluyó en su lista de sanciones a la aerolínea estatal venezolana Conviasa, en una nueva página de las presiones contra el gobierno de Nicolás Maduro. 

La aerolínea tiene 10 vuelos internacionales incluyendo destinos en Bolivia, Ecuador, México, Panamá y República Dominicana.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.