Cargando contenido

Los hechos se remontan al 1 de marzo de 2008 cuando el Ejército colombiano bombardeó un campamento clandestino de las Farc en Ecuador.

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, dijo seguir "con interés" el proceso judicial abierto en ese país contra el vicepresidente de Colombia, Óscar Adolfo Naranjo, y otros antiguos responsables militares por el presunto asesinato hace diez años de cuatro estudiantes mexicanos.

"Nosotros estamos siguiendo con interés ese asunto y evidentemente, queda en manos de la justicia", manifestó la titular de Exteriores en una charla informativa con medios extranjeros celebrada hoy en la capital ecuatoriana.

Naranjo, junto a otros antiguos responsables militares colombianos, fue llamado la semana pasada por un tribunal de la provincia de Sucumbíos a comparecer ante la justicia para la apertura de juicio por su presunta implicación en el asesinato de los cuatro mexicanos en un bombardeo contra un campamento de las Farc en suelo ecuatoriano y conocido como el ataque de Angostura.

"Es un tema que tiene que ver con el bombardeo de 2008, ese proceso, como corresponde, está en manos de la justicia ecuatoriana. En Ecuador vivimos en un estado de derecho y también hay la independencia de poderes", afirmó Espinosa.

La defensa de los cuatro mexicanos muertos en el ataque aéreo consideró poco probable que los procesados colombianos comparezcan ante la Corte, situación que obligaría a la Cancillería a iniciar un protocolo para solicitar su extradición a Colombia, según la fuente.

Al respecto, Espinosa se limitó a señalar que "habrá que ver cómo avanza el proceso, que está en manos de la justicia ecuatoriana".

Los hechos se remontan al 1 de marzo de 2008 cuando el Ejército colombiano bombardeó un campamento clandestino de las Farc localizado en territorio ecuatoriano, en el sector de Angostura.

Según la acusación, diez bombas racimo GBU-12-Paveway fueron lanzadas desde aviones de las fuerzas colombianas con la cooperación de EE.UU., sobre el campamento donde pernoctaban un grupo de estudiantes y guerrilleros.

En total 25 personas perdieron la vida en el ataque aéreo, entre ellos, Luis Édgar Devia alias "Raúl Reyes", segundo comandante de las Farc, un ciudadano ecuatoriano y los cuatro estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que se encontraban en lugar de los hechos por razones académicas.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido