El líder político venezolano Henrique Capriles aseguró este sábado que se ordenó al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detener a los 33 magistrados nombrados como tales por el Parlamento, de mayoría opositora, para sustituir a jueces del Tribunal Supremo (TSJ) que consideran "ilegítimos".

"Se ordenó al Sebin buscar y detener a los recién nombrados Magistrados del TSJ. Detenidos ponerlos a la orden de Fiscalía Militar", escribió el opositor en su cuenta de Twitter, en un mensaje que luego fue redifundido por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Capriles indicó que Ángel Zerpa Aponte, uno de los juristas designados el viernes como miembro de la Sala Político Administrativa del TSJ, había sido "detenido hace unos minutos por funcionarios del Sebin".

El Tribunal Supremo declaró como ilegal estos nombramientos y consideró que el Parlamento había incurrido en el delito de "usurpación de funciones", por lo que advirtió que habría consecuencias jurídicas. Lea: Oposición venezolana llama a paro de 48 horas contra Constituyente

Además, este alto tribunal dijo que a los magistrados designados por el Parlamento podían imputárseles "delitos de traición" contemplados por la justicia militar.

El Parlamento y la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, han calificado de fraudulento el nombramiento relámpago de 33 magistrados que se realizó a fines de diciembre de 2015, cuando el Parlamento todavía era controlado por el chavismo.

Ortega Díaz impugnó estos nombramientos alegando entre otras razones que los señalados no cumplían con los requisitos de ley y que el proceso que culminó con estas designaciones había estado viciado.

EFE