El cardenal Juan Luis Cipriani desató el escándalo en Perú. Durante su programa radial el arzobispo señaló a las mujeres que se visten de forma provocadora como las responsables del acoso y los abusos sexuales en el país.

Un discurso en el que no solo juzga la forma de vestir de las mujeres si no que infiere que por el tipo de ropa que usan ellas supuestamente provocan a su agresor para ser víctimas de abusos sexuales.

“Las estadísticas nos dicen que hay abortos de las niñas, pero no es que hayan abusado de las niñas, son muchas veces porque la mujer se pone como en un escaparate, provocando”, fue la increíble condena del arzobispo de Lima en su programa radial.

El prelado no condena la violencia sexual. Tampoco repudia a los depredadores que destruyen la vida de ciento de mujeres que han sido violentadas.

En cambio el cardenal Cipriani acusa a los medios de comunicación a los padres, a los colegios, todos tienen la culpa menos el victimario.

"Esos medios de comunicación que constantemente difunden violencia, violencia también contra la mujer y también que difunden ese abuso del cuerpo como atracción física carnal en horarios y de maneras muy sutiles, pero van creando toda una situación", dijo el cardenal.

Las palabras del cardenal abrieron un debate nacional sobre cómo las autoridades observan crímenes como la violación y el acoso sexual. La ministra de la mujer rechazó de forma contundente el discurso del cardenal peruano.

Las criticas obligaron a la Conferencia episcopal de Lima a pedir disculpas por según ellos la mala interpretación de las palabras del cardenal.