Cargando contenido

En total 90 cartas y tarjetas postales fueron robadas en 1941 por un grupo de jóvenes que forzaron un buzón de correo del ejército alemán en St Helier, capital de la isla británica Jersey frente a la costa oeste de Normandía (Francia). Se las dieron a un amigo que las escondió en un piano de su domicilio.

Hace cinco años, este amigo, que prefirió permanecer en el anonimato, las entregó a los archivos de Jersey en donde el personal emprendió largas búsquedas para enviar el correo a sus destinatarios, según un portavoz de esta institución.

El correo de Jersey se contactó con su homólogo alemán que encontró las familias de diez de los destinatarios.

"Al principio pensé que quizás era una broma, pero cuando me contaron esta historia me entusiasmé y tuve muchas ganas de ver lo que ésta carta tenía dentro", explicó Engelbert Bergmann, de 55 años, un agricultor de Fráncfort que recibió una misiva escrita por un vecino de su abuelo, muerto en los años 1980.

Los soldados alemanes que escribieron estas cartas pasaban su segunda Navidad en Jersey.

"Les deseo una feliz Navidad y un feliz año. Pero lo que más deseo, es que la guerra se termine lo antes posibles para que podamos aprovechar la vida nuevamente todos juntos", subrayó uno de los autores de las misivas.

"Tenemos muchos testimonios de los habitantes de las islas Normandas bajo la ocupación, pero estas cartas permiten dar un vistazo único y fascinante de lo que sentían los ocupantes", explicó el responsable de los archivos de Jersey, Stuart Nicolle.

Las islas Normandas fueron ocupadas por el ejército alemán entre 1940 y 1945.