El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apoya un proyecto de ley anunciado este sábado por las dos Cámaras del Congreso estadounidense para aumentar las sanciones a Rusia debido en parte a su supuesta injerencia en las elecciones de este país, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. "Apoyamos el proyecto de ley tal y como está ahora", afirmó Sanders en una entrevista con la cadena de televisión ABC News. La Casa Blanca se había opuesto a una versión anterior del mismo proyecto, debido sobre todo a que el plan limitaba la capacidad de Trump de levantar las sanciones a Rusia. El nuevo proyecto de ley, que incluye también nuevas sanciones a Irán y Corea del Norte, mantiene ese límite: si Trump quisiera suspender las restricciones o hacer cambios "significativos" en la política hacia Rusia, debería informar al Congreso y éste tendría 30 días para decidir si le permite hacerlo. El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, también advirtió el mes pasado de que aumentar las sanciones a Moscú complicaría su esfuerzo para enderezar las relaciones con Rusia, e instó a los legisladores a dar "flexibilidad" a Trump para desarrollar su política exterior. No obstante, Sanders aseguró hoy que el Gobierno de Trump "apoya ser duros con Rusia, y en particular imponer estas sanciones". "La legislación original estaba mal concebida, pero hemos podido trabajar con la Cámara de Representantes y el Senado, y la Administración está satisfecha de haber podido hacer eso y haber hecho cambios que eran necesarios", subrayó la portavoz. "Seguiremos trabajando con la Cámara baja y el Senado para imponer esas duras sanciones a Rusia hasta que se resuelva la situación en Ucrania, algo que por ahora no ha ocurrido", añadió. El nuevo texto, que se votará el martes en la Cámara baja y poco después en el Senado, impondría sanciones a Rusia no solo por su interferencia en las elecciones presidenciales de 2016, sino también por su actividad militar en el este de Ucrania y su anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014. La ley sancionaría además a rusos implicados en violaciones de derechos humanos, responsables de ciberataques e individuos que hayan suministrado armas al régimen sirio de Bachar al Asad. EFE y RCN Radio