Cargando contenido

Se trata de Jim Acosta, de CNN, y la situación se presentó después de que el presidente se negó responderle preguntas en rueda de prensa.

Trump
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
AFP

El Servicio Secreto de Estados Unidos abordó al periodista Jim Acosta para quitarle la credencial que le permite entrar a la Casa Blanca para cubrir información del presidente Donald Trump

Esto sucedió después de que Trump se negó a responderle a Acosta una serie de preguntas. El periodista, primero, cuestionó al mandatario por los ataques a la caravana de migrantes y le preguntó que si los estaba satanizando. 

Están a cientos y cientos de millas de distancia. No es una invasión”, indicó el reportero. 

(Lea también: Trump discute con periodistas en la Casa Blanca)

Trump se molestó: “Creo que debería dejarme manejar el país. Usted maneja CNN, y si lo hicieran bien, sus niveles de audiencia estarían mejor”. 

Inmediatamente, una pasante de la Casa Blanca se acercó a arrebatarle el micrófono a Acosta, que trabaja de hacer una pregunta sobre la investigación de injerencia Rusia en las elecciones de 2016

¿Está usted preocupado?”, interrogaba Acosta.

“Es suficiente... No estoy preocupado de nada en la investigación de Rusia, porque es un ‘hoax’ (noticia falsa)”, respondió Trump, mientras señalaba con el dedo al periodista. 

Después, el presidente le dio una orden al reportero: “Baje el micrófono”, y cuando Acosta ya no tenía forma de responder, Trump arremetió contra él

“CNN debería sentir vergüenza por tenerlo a usted trabajando para ellos. Usted es una persona grosera. No debería estar trabajando para CNN”. 

(Lea también: Trump despide al fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions)

Después del incidente, un agente del Servicio Secreto le quitó la credencial a Acosta. 

“Como le dije al oficial, no lo culpo. Sé que solo está haciendo su trabajo”, indicó el periodista en Twitter. 

Sin embargo, el problema no paró ahí, pues Sarah Huckabee Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, justificó la decisión de quitarle el permiso al reportero con un argumento que no se ajusta a la realidad. 

Según Huckabee Sanders, Acosta puso “sus manos” sobre la pasante que intentó quitarle el micrófono. Sin embargo, como se puede ver muy bien en videos, el periodista no agredió ni tocó de forma indebida a la mujer. Solo retuvo el micrófono para seguir preguntándole al mandatario. 

Este es el video:

 

Discusión de Trump con periodista

De hecho, el mismo Acosta le respondió a la secretaria de prensa de esta forma: “Esto es mentira”. 

La reacción de la Casa Blanca ha sido calificada como un ataque a la libre prensa. 

"La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca se opone fuertemente a la decisión de la administración Trump de usar las credenciales (...) como una herramienta para castigar a un reportero con el que tiene una relación difícil", dijo el grupo en un comunicado, citado por la AFP 

"Retirar el derecho de acceso al complejo de la Casa Blanca es una reacción exagerada y es inaceptable", agregó. 

Por su parte, CNN respaldó a Acosta e indicó que la acusación de secretaria de prensa es completamente falsa: "En una explicación, la secretaria de prensa Sarah Sanders mintió. Proporcionó acusaciones fraudulentas y citó un incidente que nunca pasó. Esta decisión sin precedentes es una amenaza a nuestra democracia".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido