Cargando contenido

El atentado fue reivindicado por un grupo talibán insurgente.

Afganistán
AFP

Al menos 18 soldados murieron y otros dos resultaron heridos en un ataque talibán perpetrado en una base militar en la provincia de Farah, en el oriente de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

Un grupo de insurgentes atacó una base en el distrito de Bala Baluk, lo que resultó en enfrentamientos entre los talibanes y las fuerzas de seguridad, indicó el portavoz del Ministerio de Defensa, general Dawlat Waziri.

Como resultado, 18 militares del Ejército murieron y otros dos resultaron heridos, mientras que los insurgentes también sufrieron un "gran" número de bajas, afirmó Waziri, sin ofrecer un balance exacto de víctimas entre las filas talibanas.

Los seguidores del mulá Haibatullah reivindicaron la autoría de la acción a través de un mensaje en Twitter de su portavoz Zabiullah Mujahid, quien aseveró que también capturaron con vida a dos soldados y se incautaron de armas y vehículos.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN, en enero de 2015, el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los insurgentes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán del Congreso de Estados Unidos.

A pesar de ello, el número de víctimas civiles por el conflicto de Afganistán disminuyó por primera vez en seis años en 2017, con un descenso del 9 % respecto a 2016, aunque cada vez son más los muertos y heridos en atentados suicidas.

Según datos revelados la semana pasada por la misión de la ONU en Afganistán, el año pasado 3.438 civiles murieron y 7.015 resultaron heridos, una cifra que mejora las 11.434 víctimas de 2016, con 3.510 muertos y 7.924 heridos. 

Cuatro muertos y cinco heridos tras ataque suicida en Kabul

 

Al menos cuatro personas murieron, entre ellas el atacante, y otra cinco resultaron heridas en un ataque suicida a la entrada de la zona de alta seguridad de Kabul, en la que se encuentran embajadas y sedes de organizaciones internacionales, informó a Efe una fuente oficial.

Un insurgente suicida que se movía a pie hizo detonar los explosivos que portaba en su chaleco en el distrito policial número nueve de la capital afgana, indicó el portavoz del Ministerio de Interior, Najib Danish.

La explosión causó la muerte de tres personas, además del atacante, y heridas a otras cinco, detalló la fuente, quien precisó que entre las víctimas hay varios miembros de las fuerzas de seguridad.

Ningún grupo se ha atribuido por el momento la autoría del ataque.

Kabul ha sufrido varios ataques de gran envergadura en lo que va de año, el último de ellos a finales del mes pasado, cuando once soldados murieron en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra una unidad militar.

Días antes, un atentado en Kabul con una ambulancia cargada de explosivos había causado 103 muertos y más de 200 heridos, una semana después de otro ataque contra civiles en el Hotel Intercontinental de la capital afgana en el que perdieron la vida más de una veintena de personas, 14 de ellos extranjeros.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión de la OTAN en 2015, que continúa en el país en tareas de adiestramiento y capacitación de las fuerzas afganas.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido