Elecciones Catalanas-España AFP PHOTO / JOSEP LAGO

Cerca de 200.000 catalanes registrados en el extranjero están llamados a votar en las elecciones catalanas de mañana domingo y, pese a ser un colectivo tradicionalmente abstencionista, su movilización para esta cita puede influir en el resultado final de las elecciones para renovar el parlamento regional.

El número de catalanes inscritos en el censo electoral de residentes ausentes asciende a 195.533, una cifra que se ha ido incrementando progresivamente, en especial desde el inicio de la crisis económica, ya que en 2006 sumaban 108.851. Es en el continente americano donde residen más catalanes inscritos en este censo es Argentina, seguida de Europa con Francia. En Asia están registrados 4.175, en Oceanía 2.042 y en África 1.393, a los que habría que añadir los catalanes que estarán temporalmente fuera de Cataluña el 27S y los que no se registrado en el censo exterior. El peso relativo de los electores catalanes en el extranjero se sitúa en un 3,6 % del total, un porcentaje que en otros comicios apenas ha tenido relevancia debido a su habitual abstencionismo. En las últimas elecciones al Parlamento regional, en 2012, votaron tan solo 10.557 catalanes residentes en el extranjero, una cifra que supuso un significativo descenso en comparación con los 17.435 de 2010 y, más todavía, con los 22.658 del año 2006. Una de las razones que explican esta caída en picado de la participación son los cambios administrativos instaurados en los últimos años, con la implantación del sistema de voto rogado, que implica mostrar a través del consulado su expreso deseo de votar para poder recibir las papeletas por correo postal. Por otra parte, el Gobierno regional ha avisado esta semana de que catalanes residentes en países como México, Chile, Ecuador, Costa Rica y zonas de China no habían recibido aún la documentación para poder votar por correo poco antes de que terminara el plazo para hacerlo. En términos generales, el comportamiento electoral de los catalanes en el exterior suele inclinarse en favor de las listas soberanistas en mayor proporción que dentro del territorio catalán. En 2012, por ejemplo, la coalición nacionalista de centroderecha CiU cosechó un 38 % de los votos en el exterior, siete puntos más que en Cataluña, y los republicanos independentistas de ERC obtuvieron un 17 %, tres puntos por encima de las votaciones en tierras catalanas. Así, CiU, ERC y la CUP (independentistas) sumaron el 58,17 % del voto exterior, claramente por encima del 47,89 % que acumularon en Cataluña. Cataluña celebra mañana elecciones a su Parlamento regional que se han convertido en un debate sobre las aspiraciones independentistas de las fuerzas nacionalistas de esta comunidad autónoma, que el Gobierno central rechaza por ser inconstitucionales. Desde hace más de un año las formaciones nacionalistas promueven un proceso soberanista que quieren culminar con la eventual independencia de España, opción que no permite la Constitución, como ha recordado el Gobierno y los dos principales partidos españoles, el gobernante Partido Popular (PP,centroderecha) y el Partido Socialista (PSOE), el principal de la oposición. En ese marco, el presidente regional catalán, el nacionalista Artur Mas, convocó para el 27 de septiembre unos comicios destinados a renovar el Parlamento regional, pero que ve como la plataforma de salida para impulsar un proceso que terminaría en una declaración de independencia. Por EFE.