Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Emmanuel Macron presidente Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia
AFP

Dos días después de los anuncios del presidente Emmanuel Macron en respuesta a la crisis social en Francia, los "chalecos amarillos" volvieron a movilizarse con manifestaciones, principalmente en París y Estrasburgo.

Desde hace cinco meses, los "chalecos amarillos" reclaman cada sábado más justicia social y fiscal en la calle, en unas protestas en ocasiones salpicadas de violencia. El jueves por la noche, el presidente francés anunció en una rueda de prensa un conjunto de medidas destinadas a aumentar el poder adquisitivo de las clases medias y pobres. 

En la capital francesa, varios cientos de manifestantes se tomaron por la mañana el bulevar Montparnasse para dar una "respuesta general" al gobierno; mientras que en Estrasburgo, manifestaron cientos de "chalecos amarillos".

Lea también: Tribunal pide investigar trámite que permitió que paramilitares quedarse con mina de oro

Pascal Harter, pròximo a pensionarse y quien tiene 58 años de edad, consideró que "no hubo nada concreto" en los anuncios de Macron, "eso me dio más motivos" para manifestar.

La prefectura del Bajo-Rin prohibió los actos de protesta en algunas partes del centro histórico de la ciudad, así como en la estación de trenes y en las inmediaciones de las instituciones europeas. 

Le puede interesar: Se inició encuentro de robótica más grande del país, para colegios y universidades

En Toulouse se convocó una protesta en el centro de la ciudad, pese a que se hubieran prohibido de nuevo las concentraciones en la plaza del Capitole, en el casco histórico. En Lille, Rennes o Ruán  también se prohibieron manifestaciones en los centros de las urbes. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.