Cargando contenido

Es el plan de estímulo fiscal más grande de la historia del país, superando los fondos usados durante la Gran Recesión.

Sebastián Piñera, presidente de Chile
Sebastián Piñera, presidente de Chile, convoca a plebiscito para cambiar la constitución.
AFP

El Gobierno de Chile anunció este jueves un ambicioso e histórico plan económico de 11.750 millones de dólares, lo que equivale al 4 % del PIB, para mitigar el impacto en la economía local de la pandemia del coronavirus, que en el país ya afecta a 342 personas.

"Este plan económico de emergencia va a fortalecer nuestra capacidad de enfrentar las necesidades sanitarias, económicas y sociales que la pandemia del coronavirus está significando y que probablemente va a agravarse en el futuro", dijo el presidente chileno, Sebastián Piñera.

Las medidas, apuntó el mandatario, buscan "financiar muchos gastos" necesarios para "proteger la salud y la vida" de los chilenos, "proteger los empleos existentes", "complementar los ingresos de los más vulnerables" y apoyar a las pymes.

Lea además: Italia supera a China en número de muertos

Se trata del plan de estímulo fiscal más grande de la historia del país, superando incluso a los 8.000 millones de dólares usados en 2009 durante la Gran Recesión, según medios locales.
 

Chile se encuentra desde este jueves bajo el estado de excepción por catástrofe y los militares están desplegados para ayudar en labores de orden público y logística.

Las autoridades hasta ahora no han ordenado el confinamiento de la población en sus casas, pero hay muy poca actividad en las calles, y las fronteras, los centros comerciales y los comercios que no sean de primera necesidad están cerrados y las clases suspendidas desde el lunes.

En el país, que registró el primer caso el pasado 3 de marzo, hay 342 infectados, la mayoría de ellos en la capital y lo que supone un aumento de 103 con respecto a la víspera.

El plan contempla casos como la postergación del pago del IVA de los próximos tres meses para empresa con ventas menores a 11,5 millones de dólares anuales, aplazamiento hasta julio de 2020 del pago del impuesto de la renta para las pymes o la aceleración de pagos a proveedores del Estado, lo que generará una liquidez inmediata de 1.000 millones de dólares.

También se garantiza el salario de las personas que no puedan ir a trabajar ni hacer teletrabajo, se pondrá en marcha un bono especial de 130 millones de dólares para 2 millones de personas sin trabajo formal y se creará un fondo de 100 millones de dólares para pymes afectadas y que será gestionado por los municipios, entre otras medidas.

"Es un plan robusto frente a circunstancias muy complejas (...) Esta es una emergencia sin precedentes y requiere, en consecuencia, utilizar instrumentos no habituales", reconoció Piñera.
 

La economía chilena se encuentra tocada desde el pasado octubre, cuando estalló la ola de protestas más graves desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una treintena de muertos, miles de heridos y episodios de violencia extrema con saqueos, incendios y destrucción de mobiliario público.

Le puede interesar: EE.UU. da visto bueno a tratamiento antimalaria para combatir el coronavirus

El Banco Central, que esta semana anunció una histórica bajada de los tipos de interés hasta el 1 %, publicó el miércoles que el PIB chileno cayó un 2,1 % en el último trimestre del año pasado lastrado por la crisis social.

El 2019, que cerró con un crecimiento del PIB del 1,1 %, es por tanto el de peor desempeño económico en una década para el país austral.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido