Cargando contenido

Se trató del primer incidente bilateral con fallecidos en 45 años.

Enfrentamientos entre soldados de China e India
AFP

China e India acordaron este miércoles "reducir la tensión" en la frontera tras un sangriento incidente esta semana, que causó la muerte de decenas de soldados en una disputada región fronteriza en el Himalaya.

Ambas partes convinieron en mantener la paz en la zona, según anunciaron responsables chinos al término de una conversación este miércoles entre los dos ministros de Relaciones Exteriores.

Los enfrentamientos del lunes en el Himalaya, los primeros incidentes bilateral con fallecidos en 45 años, provocaron la muerte de al menos 20 soldados indios. China rehusó confirmar sus pérdidas, pero según medios de comunicación indios fueron al menos 40 soldados muertos o gravemente heridos. 

China e India, ambas potencias nucleares, son las dos naciones más pobladas del mundo, con unos 2.800 millones de habitantes entre ambas. 

En la noche del lunes al martes, militares de los dos gigantes asiáticos tuvieron un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, de gran violencia, con puñetazos y haciendo uso de piedras y barras de hierro. 

Le puede interesar: Aunt Jemima cambiará su nombre y logo debido a su origen racista

El combate se produjo en el valle de Galwan a más de 4.000 metros de altura, zona que es objeto de un viejo litigio fronterizo.

La muerte de 20 soldados indios en el enfrentamiento con el ejército chino "no habrá sido en vano", había dicho el miércoles el primer ministro indio Narendra Modi, en su primera declaración pública sobre el tema. "India quiere paz, pero es capaz de dar una respuesta apropiada cuando la provocan", advirtió Modi.

Poco después, China anunció que "no desea" más enfrentamientos con India, a través de un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

Las tensiones entre los dos países han ido en aumento en las últimas semanas a lo largo de su frontera de 3.500 kilómetros, que nunca fue debidamente delimitada.

Los dos países se enfrentaron en una guerra relámpago en 1962. Desde entonces los enfrentamientos en zonas montañosas entre los ejércitos indio y chino se han vuelto más frecuentes en los últimos años.

En 2017 hubo 72 días de choques después de que fuerzas chinas avanzaran en la meseta disputada de Doklam, en la frontera entre China, India y Bután. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido