Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

BBC
AFP

El regulador chino de medios de comunicación prohibió este jueves el Servicio Mundial de la BBC, acusándolo de violar directivas oficiales en una investigación sobre la minoría uigur, días después de que Londres retirara la licencia a la cadena china CGTN.

La Administración Nacional de Radio y Televisión china "no permite que la BBC continúe retransmitiendo en China, y no acepta la renovación de su permiso anual", indicó en un comunicado el regulador del régimen comunista. 

El servicio de noticias de la emisora británica incumplió, a su juicio, "la exigencia de que el periodismo sea veraz y justo" y "no dañe los intereses nacionales de China", explicó el regulador de medios. 

Lea aquí: Xi Jinping y Joe Biden hablan por teléfono e intentan reencauzar las relaciones

Esa "grave violación" de las directivas oficiales se habría producido durante un informe emitido el 3 de febrero con testimonios desgarradores de tortura y violencia sexual contra uigures en campos de detención chinos.

La BBC expresó su decepción con la medida que se aplica en China continental, donde el canal ya está censurado y limitado a los hoteles internacionales.

"La BBC es la emisora mundial más fiable e informa en todo el mundo de manera justa, imparcial y sin miedo ni favoritismos", indicó una vocera de la corporación británica.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, calificó la prohibición de "atentado inaceptable contra la libertad de prensa" y aseguró que "sólo dañará la reputación de China a los ojos del mundo".

La medida llega en plena tensión entre ambos países desde que Pekín impusiera una ley de seguridad en Hong Kong, antigua colonia británica, y Londres prohibiera al chino Huawei participar en su red 5G.

El último pulso vino tras la decisión días atrás del regulador británico de revocar la licencia de la cadena china CGTN por infringir la legislación británica sobre propiedad estatal. 

La BBC, que también emitió un duro documental en el que acusa a China de encubrir los orígenes del covid-19, difundió el 3 de febrero un informe sobre la situación de los uigures en los campos de detención chinos.

Con base en numerosos testimonios, la BBC informó de las denuncias de violaciones sistemáticas, de abusos sexuales y de torturas a mujeres detenidas por parte de la policía y los guardias de la región occidental de Xinjiang, en China.

La región alberga la etnia uigur, mayoritariamente de confesión musulmana, y registró en los últimos años una fuerte represión por parte de las fuerzas chinas en respuesta a disturbios separatistas. 

El reportaje describe torturas con descargas eléctricas, incluida la violación anal por guardias usando porras eléctricas. Las mujeres habrían sido sometidas a violaciones colectivas y a la esterilización forzada. "Los gritos resonaban en todo el edificio", según uno de los testigos citado en la información. 

Le puede interesar: Ucrania prohíbe vacuna rusa, Sputnik V, contra la covid-19

Los grupos de defensa de los derechos humanos estiman que al menos un millón de uigures y otros musulmanes de habla turca están detenidos en campos en Xinjiang.

La cancillería china calificó de "falsa" la investigación de la BBC, pero para el gobierno británico muestra "actos claramente malvados". La diplomacia estadounidense también condenó los hechos reportados.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.