Cargando contenido

La francesa espera su ratificación como presidenta del Banco Central Europeo.

Christine Lagarde
AFP

La salida de Christine Lagarde de su cargo como directora gerente del Fondo Monetario Internacional se hará efectiva a partir del 12 de septiembre, en momentos en que la exministra francesa espera la confirmación sobre su nominación a la presidencia del Banco Central Europeo (BCE).

Lea aquí: Tambalea reelección de Sánchez en España, al no lograr acuerdo con Podemos

"Me he reunido con el Directorio Ejecutivo y presentado mi renuncia al Fondo con efecto a partir del 12 de septiembre de 2019 (...) Con mayor claridad ahora acerca de mi proceso de nominación para presidir el Banco Central Europeo (BCE) y el tiempo que tomará, he tomado esta decisión en el mejor interés del Fondo, ya que facilitará el proceso de selección de mi sucesor", aseveró Lagarde en un comunicado.

Como consecuencia, la institución indicó que "iniciará rápidamente el proceso de selección del nuevo director gerente y lo comunicará de manera oportuna".

Los líderes de la Unión Europea la eligieron este mes para suceder a Mario Draghi al frente del BCE, cuyo periodo de ocho años termina en noviembre. De esta manera, Lagarde se aleja de la conducción del FMI, que ha mantenido desde 2011, entre especulaciones sobre su reemplazo.

El directorio del FMI ha designado por el momento a su segundo, el estadounidense David Lipton, como director gerente interino. Pero la tradición ha sido que un europeo comande el organismo de crédito, mientras que un estadounidense lidera el Banco Mundial, su institución hermana.

Fruto de una norma no escrita tras los acuerdos de Bretton Woods de 1944 en los que se fundó el FMI y el Banco Mundial, las grandes potencias se repartieron la designación de la dirección de ambos organismos.

Estados Unidos escoge al presidente del BM mientras que Europa selecciona al jefe del Fondo. Este sistema ha generado quejas por parte de las economías emergentes y organizaciones no gubernamentales, quienes han criticado la falta de transparencia y que no refleje la evolución actual en la economía global.

En 2011, Lagarde compitió con la candidatura del entonces gobernador del Banco de México, Agustín Carstens. Sin embargo, para su reelección en 2016 salió elegida sin oposición alguna.

La francesa, de 63 años, llegó a la principal institución financiera internacional tras la salida polémica de Dominique Strauss-Kahn, otro antiguo ministro francés que tuvo que dimitir enfangado en un escándalo sexual.

Lagarde, la primera mujer en dirigir el FMI en sus 75 años de historia, había anunciado el pasado 2 de julio su "renuncia temporal" tras conocerse su nominación para encabezar el BCE.

Le puede interesar: UE espera resultados en diálogo en Venezuela, o "ampliará" medidas restrictivas

Los primeros candidatos mencionados como posibles sucesores de Lagarde incluyen a Mark Carney, un canadiense que también tiene ciudadanía británica e irlandesa y cuyo mandato como líder del Banco de Inglaterra termina en enero; el político francés Pierre Moscovici, comisionado de finanzas de la UE, y el exministro de finanzas británico George Osborne.

Fuente

EFE Y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido