Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump / Foto AFP

El republicano Donald Trump se proclamó vencedor de las elecciones presidenciales y se comprometió a "reconciliar" a todos los estadounidenses, que han llegado profundamente polarizados a los últimos comicios. Trump compareció ante sus seguidores en un hotel de Nueva York tras confirmarse que los resultados le daban la victoria en las elecciones presidenciales, frente a la aspirante demócrata, Hillary Clinton. El magnate neoyorquino comenzó su discurso anunciando que acababa de hablar con Clinton, quien lo había felicitado por su victoria en las urnas. "Nos felicitó por nuestra victoria, y yo la felicité a ella y su familia porque había luchado muy muy duro en esta campaña", afirmó Trump ante numerosos seguidores que lo recibieron con gritos de "USA USA USA". En el tono conciliador que se esperaba utilizara en caso de victoria electoral, Trump se comprometió a ser el "presidente para todos los estadounidenses". "A todos los republicanos, demócratas e independientes en esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como un pueblo unido", afirmó Trump, de 70 años, que lanzó su campaña presidencial hace año y medio. Tal y como ha venido prometiendo en la campaña, se comprometió a "reconstruir el país" y sumar a todas las personas sin diferencias de "raza, religión u origen". "Trabajaremos juntos en la tarea de renovar la nación y construir nuestro sueño", insistió. También dijo que se comprometía a llevarse bien "con todas las naciones del mundo que tenga voluntad de llevarse bien con nosotros". Estados Unidos, agregó, "ya no llegará a acuerdos que sean distintos a los mejores", agregó el candidato republicano, que en su campaña se ha comprometido, entre otras cosas, a revisar el Tratado de Libre Comercio en Norteamérica. Trump estuvo arropado en la tribuna por una numerosa representación de su familia, incluida su esposa, Melania, así como dirigentes que le han acompañado en la campaña electoral. Entre tanto, los dirigentes de todo el mundo lo felicitaron pero cuya elección a la presidencia de Estados Unidos preocupa a Alemania y Francia y alegra a Rusia, Israel y a la extrema derecha europea. El triunfo de Trump "abre un período de incertidumbre", declaró el presidente francés François Hollande, que envió un mensaje de felicitación "como es natural entre dos jefes de Estado democráticos". Hollande llamó además a una "Europa unida" para defender sus valores. "Nada va a ser más simple, muchas cosas van a ser más difíciles", dijo por su parte el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier. En los grandes temas internacionales es posible que Estados Unidos "decida solo más a menudo", agregó Steinmeier. La canciller Angela Merkel propuso un poco más tarde a Trump una "cooperación estrecha" basada en valores comunes. El presidente ruso Vladimir Putin felicitó rápidamente a Donald Trump con un telegrama en el que aboga por un "trabajo mutuo para sacar a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos de su situación crítica". Putin "ha dicho estar seguro de que se entablará un diálogo constructivo entre Moscú y Washington", anunció un comunicado del Kremlin. Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, felicitaron a Trump y lo invitaron a viajar a Europa para celebrar una cumbre. Poco antes, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, había dicho que la Unión Europea iba a seguir "trabajando conjuntamente" con Estados Unidos. La OTAN por su parte reaccionó reafirmando que el liderazgo de Estados Unidos es "más importante que nunca". "Hacemos frente a un nuevo clima de seguridad desafiante, incluyendo guerra híbrida, ciberataques, la amenaza del terrorismo. El liderazgo de Estados Unidos es más importante que nunca", dijo en un comunicado el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg. La primera ministra británica, Theresa May, celebró, como es tradicional, la "relación especial" entre ambos países. "Reino Unido y Estados Unidos tienen una relación duradera y especial basada en los valores de la libertad, la democracia y la empresa. Somos, y seguiremos siendo, socios fuertes y cercanos en comercio, seguridad y defensa", dijo May. Uno de los más entusiastas con el triunfo de Trump fue el primer ministro húngaro de extrema derecha Viktor Orban. "¡Qué excelente noticia! La democracia sigue viva", declaró Orban. En sintonía con Orban, Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha a la elección presidencial francesa de 2017, felicitó a Trump. El primer ministro indio Narendra Modi felicitó a Trump y alabó su "amistad" con India. "Apreciamos la amistad que demostró hacia India durante la campaña. Estamos ansiosos por trabajar con usted" para desarrollar las relaciones bilaterales, declaró Modi en una serie de tuits.   Por su parte, la Autoridad Palestina exhortó a Trump a trabajar para la creación de un estado palestino. "Estamos dispuestos a trabajar con el presidente electo en base a una solución de dos Estados con el fin de establecer un Estado palestino en las fronteras de 1967", dijo el portavoz de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudeina. Irán por su parte exhortó a Donald Trump a "respetar los acuerdos" internacionales firmados por Estados Unidos. "Lo más importante es que el futuro presidente de Estados Unidos respete los acuerdos, los compromisos adquiridos no a nivel bilateral sino multilateral", declaró el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, durante una visita en Bucarest. Australia consideró esencial que Estados Unidos siga concentrado en la región de Asia. RCN Radio con EFE y AFP