Cargando contenido

Las autoridades advirtieron del riesgo de réplicas.

Sismo
Ingimage

Un sismo de magnitud 5,6 sacudió el oeste de Japón, causando cinco heridos y daños materiales, y las autoridades alertaron del riesgo de réplicas.

La sacudida, que golpeó el oeste de la isla de Honshu, a 96 km al norte de Hiroshima, fue evaluado en 5,6 en la escala abierta de Richter por el Instituto estadounidense USGS y en 6,1 por la agencia meteorológica japonesa (JMA). 

La agencia pidió a la población que permanezca vigilante. "Queremos que las zonas afectadas por este fuerte sismo sigan alerta durante la semana que viene, más o menos, por sacudidas que podrían ser de una intensidad nivel 'cinco +'" en la escala sísmica japonesa, indicó Toshiyuki Matsumori, uno de los responsables de la agencia, en una rueda de prensa. 

La escala sísmica japonesa es utilizada para evaluar los efectos en la superficie de un terremoto. El nivel "cinco +" es el cuarto más elevado. A ese nivel, resulta complicado caminar sin apoyarse en algo, el televisor puede volcar y carreteras y edificios pueden resultar dañados. 

Se podrían producir fuertes réplicas durante dos o tres días, añadió Matsumori, mientras que se notaron varias sacudidas importantes en la región en la que se produjo el sismo inicial. 

Cinco personas resultaron heridas por el temblor, incluyendo un muchacho de 17 años que se rompió una pierna al caer de la cama. La vida de ningún herido corría peligro. 

Un centenar de viviendas no tenían agua corriente en la ciudad de Oda, y se desplegaron los servicios de rescate al lugar para instalar sistemas de abastecimiento temporal. 

También resultaron dañados carreteras y edificios. 

Japón, en cuyo territorio hay numerosos volcanes en actividad, está situado en el "cinturón de fuego del Pacífico", una amplia zona que concentra lo esencial los sismos y erupciones volcánicas del planeta. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido