Cargando contenido

La medida aplica para dos empresas que tienen el 80 % del mercado de cine en Perú.

Crispetas de cine
Crispetas de sala de cine
Foto: maxpixel.freegreatpicture.com/

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) les ordenó a Cinemark Perú y Cineplanet "no restringir el ingreso de personas a sus salas con alimentos y/o bebidas adquiridas fuera del establecimiento". 

Esta medida empieza a regir desde este viernes. 

La decisión, informada a través de un comunicado, responde a una denuncia interpuesta por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (APEC).  

De acuerdo con APEC, el precio de los productos vendidos en las salas de Cinemark y Cineplanet en Perú era hasta cinco veces más alto que el valor real. 

"Prohibir el ingreso de alimentos que no son comprados en el mismo cine vulnera el derecho de los consumidores a elegir libremente los productos y servicios que se ofrecen en el mercado, así como el lugar donde desea comprarlos", dice Indecopi. 

Sin embargo, los consumidores no pueden entrar todo tipo de comida: solo está permitido ingresar productos similares o iguales a los que venden las empresas en sus salas de cine, "de acuerdo a los usos y costumbres del mercado", explica la entidad. 

"También se van a poder poner restricciones por razones de higiene y salubridad. Si tú tienes un alimento que ensucia demasiado por sus peculiares características, no podrá consumirse. Del mismo modo, si tú tienes un alimento que, por ejemplo, puede poner en riesgo la integridad del cine, digamos una sopa, que la quieras consumir al costado de terminales eléctricas, pues eso es un riesgo inaceptable para los cines", precisa ASPEC. 

La medida solo aplicará para todas las sedes de Cinemark y Cineplanet, que "concentran el 80 % del mercado" en Perú, dice la asociación de consumidores. 

Según ASPEC, la consecuencia de esta decisión de Indecopi será que las salas bajen el precio de los alimentos que venden. 

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido