Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

cserrano
Cohete
Imagen de referencia
AFP

El Pentágono dijo que estaba rastreando el cohete chino que se espera que reingrese sin control a la atmósfera este fin de semana, con el riesgo de estrellarse en un área habitada

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, "ha sido informado y sabe que el Comando Espacial está literalmente rastreando estos restos de cohete", dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Lea además: Por primera vez, Blue Origin enviará humanos al espacio en julio

China lanzó el jueves el primero de los tres elementos de su estación espacial, la CSS, que fue propulsado por un cohete Long March 5B. Es el cuerpo de este cohete el que aterrizará en los próximos días, y nadie sabe dónde.

"Es casi el cuerpo del cohete, si entendí bien. Está casi intacto", agregó, y detalló que el reingreso a la atmósfera está previsto "alrededor del sábado". 

Tras la separación del módulo espacial, el lanzador comenzó a orbitar el planeta en una trayectoria irregular, perdiendo altura lentamente, haciendo casi imposible cualquier predicción sobre su punto de entrada a la atmósfera, y por tanto de su punto de caída. 

Es posible que se descomponga al entrar en la atmósfera, dejando solo escombros pequeños para chocar. 

Vea también: Secretario de Estado de EE.UU. reafirma apoyo de Biden "a soberanía" de Ucrania

Y si permanece intacto, siendo el planeta un 70% de agua, hay una buena posibilidad de que el cohete caiga en el mar, aunque no es seguro. Podría estrellarse contra un área poblada o contra un barco. 

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que los desechos espaciales sean destruidos si áreas terrestres están en riesgo, el portavoz del Pentágono respondió que era "demasiado pronto" para decirlo. 

"Lo estamos observando, lo estamos siguiendo tan de cerca como podemos", dijo. "Pero es demasiado pronto para saber adónde irá y si hay algo que hacer".

De interés: ¿Por qué Roku eliminó app de YouTube de sus dispositivos?

Esta no es la primera vez que China pierde el control de una nave espacial en su regreso a la Tierra. En abril de 2018, un laboratorio espacial Tiangong-1 se desintegró al reingresar a la atmósfera, dos años después de que dejara de funcionar. Las autoridades chinas negaron que el laboratorio estuviera fuera de control.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.