Imagen referencial // Foto: Ingimage



Al menos una persona murió y 37 resultaron heridas tras impactar cuatro cohetes en la ciudad turca de Reyhanli, después de que Turquía iniciara una ofensiva militar en el vecino cantón kurdo de Afrin en Siria.

Los primeros tres cohetes, disparados al mediodía, causaron la muerte a una persona y heridas a otras 32, mientras que un cuarto proyectil, que impactó a las 15.15 GMT, hizo subir la cifra de heridos a 37 personas.

"Una persona de nacionalidad siria ha muerto y 32 han resultado heridas, dos de ellas graves", declaró a los medios Hüseyin Sanverdi, alcalde de Reyhanli, a la cadena NTV tras el primer ataque.

Horas más tarde, la oficina del gobernador de Hatay, la provincia turca en la que se halla Reyhanli, declaró que el total era de 37 heridos, cuatro de ellos graves, informa el diario Hürriyet.

(Lea también: Rusia anuncia retirada de sus tropas en zona de Siria invadida por Turquía)


Reyhanli, un municipio de 92.000 habitantes, se sitúa a escasa distancia de la frontera con el cantón kurdo de Afrín, donde este domingo comenzó la ofensiva terrestre turca contra las milicias kurdosirias que dominan ese territorio, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

En la noche del sábado otros cuatro proyectiles procedentes de Siria alcanzaron la provincia de Kilis, fronteriza con Afrin por el noreste, y dos personas resultaron heridas leves.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, condenó el ataque a Reyhanli y declaró que Turquía continuará con su ofensiva hasta expulsar a la milicia kurdosiria de los territorios fronterizos.

"El ataque (a Reyhanli) muestra la verdadera cara del terrorismo. Esta operación continuará hasta que el último terrorista sea eliminado", dijo Çavusoglu durante una visita oficial a Irak.

Ankara considera a las YPG y su brazo político PYD un grupo terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Tropas turcas junto a milicias sirias aliadas de Ankara, conocidas como Ejército Libre de Siria (ELS), informaron que habían avanzado unos cinco kilómetros en el cantón kurdo de Afrin.

La operación contra las YPG, unas milicias laicas aliadas de EEUU en la lucha contra el Estado Islámico, ha sido bautizada "Rama de olivo".

El Estado Mayor turco informó hoy en un comunicado que 32 aviones de combate destruyeron unos 45 objetivos en Afrin, entre ellos supuestos refugios y depósitos de armas de la milicia kurdosiria YPG.

Por: EFE