Cargando contenido

Ante esta grave situación de salud que se presenta en las fronteras, fueron vacunados más de 111 mil venezolanos de forma preventiva.

Sarampión
El Ministerio de Salud alertó que se han encontrado casos preocupantes en materia de vacunación en menores venezolanos.
Colprensa

Un estricta vigilancia en las zonas fronterizas adelanta las autoridades de salud en Colombia ante el riesgo que se puedan presentar brotes de sarampión, una enfermedad que aunque no se tiene registro en el país, existe la preocupación de los casos que cada día aumentan en Venezuela, y que por el tránsito de estos ciudadanos por el territorio colombiano se podrían presentar una epidemia. 

El Asesor del Viceministro de Salud para asuntos Migratorios, Julio Alberto Saenz,confirmó que ante esta grave situación de salud que se presenta en las fronteras de Colombia y  Venezuela, fueron vacunados más de 111 mil venezolanos de forma preventiva.

“Venezuela registra numerosos casos en estados fronterizos y es susceptible que personas con la enfermedad puedan pasar a Colombia, por lo que estamos vigilando que todos se puedan vacunar independientemente que sean colombianos o venezolanos, y que pasen de forma regular o irregular”, afirmó. 

Las jornadas de vacunación se reforzaron en todos los departamento vecinos a Venezuela, como Guainía, Vichada, Norte de Santander y la Guajira, con el propósito de evitar la propagación del Sarampión que por su rápido contagio podría generar un brote y una verdadera emergencia en la salud de los colombianos.

“Hemos estado muy atentos porque unos exministros de salud de Venezuela alertaron a nuestro ministro de los brotes de sarampión y difteria que se han presentado en ese país, por lo que se han tomado todas las acciones preventivas del caso posible en Colombia”, destacó.

Las autoridades de salud en Colombia confirmaron que esta serie de enfermedades en Venezuela se han incrementado por las bajas tasas de vacunación que no superan el 60 por ciento, lo que se suma a la falta de medicamentos, y sobre el éxodo de médicos, investigadores y epidemiólogos que adelantaba la vigilancia de esta serie de enfermedades y de las que ahora no se tienen control en el vecino país.


 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido