Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La Franja de Gaza tras la ola de violencia que vivió
La Franja de Gaza tras la ola de violencia que vivió
AFP

Los gobiernos de Colombia y Brasil expresaron su apoyo a Sudáfrica en una acción contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por supuestamente cometer un "genocidio" en la Franja de Gaza. 

El gobierno colombiano de Gustavo Petro expresó en un comunicado que "saluda la demanda presentada por Sudáfrica contra Israel (...) por la violación de disposiciones de la Convención de 1948 contra el genocidio". 

Le puede interesar: Andrés Felipe Arias es un hombre inocente que destruyeron los enemigos de Uribe: Cabal

Petro apoya abiertamente la causa palestina y ha llegado a equiparar las operaciones militares de Israel con el Holocausto judío perpetrado por la Alemania nazi. 

Su gobierno agregó este miércoles que "de ser necesario" anunciará "en su debido momento las acciones judiciales concretas que se adelantarán" por parte de Colombia "como pasos adicionales a la demanda de Sudáfrica" contra Israel. 

El respaldo al país africano por parte del gobierno brasileño de Luiz Inácio Lula da Silva se oficializó tras reunirse con el embajador palestino, Ibrahim Alzeben, en Brasilia. 

"A la luz de las flagrantes violaciones al derecho internacional humanitario, el presidente manifestó su apoyo a la iniciativa de Sudáfrica de accionar la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que determine que Israel cese inmediatamente todos los actos o medidas que puedan constituir genocidio o crímenes relacionados", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño en una nota. 

Por su parte, los jueces de la CIJ escuchan el exhorto sudafricano de ordenar con urgencia a Israel "suspender inmediatamente las operaciones militares" en la Franja de Gaza. 

Lula recibió al embajador Alzeben para discutir la situación en la Franja de Gaza, más de tres meses después del inicio de la guerra entre Israel y el grupo palestino Hamás. 

El conflicto comenzó con la incursión el 7 de octubre de milicianos islamistas que mataron a unas 1.140 personas, la mayoría civiles, en el sur de Israel. Unas 250 personas fueron secuestradas, un centenar de las cuales siguen hasta ahora cautivas en Gaza. 

Como respuesta, Israel lanzó una ofensiva militar que según el Ministerio de Salud de Hamás mató hasta el momento a al menos 23.357 personas en el enclave, en su mayoría mujeres y niños. 

Lea también: Gobierno evaluará si se prorroga o no el cese con las disidencias de las Farc

Lula ha criticado en varias oportunidades la represalia israelí, incluso comparándola con "actos de terrorismo". 

Los bombardeos israelíes -que han dejado en ruinas barrios enteros de Gaza y han obligado a 85% de los gazatíes a abandonar sus hogares provocando una grave crisis humanitaria según la ONU- constituyen un "castigo colectivo", según el gobierno brasileño. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.