El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, prometió también ejecutar operaciones para buscar y capturar a quienes perpetraron el ataque.

Puente Internacional de Rumichaca
Cortesía Gobernación de Nariño

Los gobiernos de Colombia y Ecuador convocaron este martes de forma urgente a una reunión de la Comisión Binacional de Frontera (Combifron) con Colombia y a los altos jefes de la Diplomacia y Defensa de los dos países para analizar la situación tras el ataque con explosivo que dejó tres soldados muertos en la zona limítrofe.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, hizo el llamado y en una cadena nacional de televisión prometió también ejecutar operaciones para buscar y capturar a quienes perpetraron el ataque.

"He dispuesto a la Cancillería que active de inmediato los mecanismos correspondientes, convocando a la Comisión Binacional de Frontera y a los ministros del área de Seguridad y Relaciones Exteriores de Colombia y de Ecuador", anunció Moreno.

La posibilidad de convocar a la Combifron, organismo creado por ambos países para atender los problemas de seguridad en la frontera común, también fue comunicada por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien además expresó su solidaridad con Ecuador.

"Nuestra solidaridad con el pueblo ecuatoriano, sus fuerzas armadas @FFAAECUADOR y familiares de víctimas del atentado en #Mataje. Condenamos todo hecho de violencia. Le pedí a @mindefensa convocar a la Comisión Binacional Fronteriza", señaló Santos en su cuenta de Twitter.

Moreno por su parte añadió que "cCon el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, implementaremos inmediatamente las acciones acordadas en el Gabinete Binacional realizado en Pereira (Colombia) en el mes de febrero pasado".

"Juntos, como países hermanos, debemos combatir a la delincuencia organizada", subrayó y no dudó en calificar de "criminal" al ataque de este martes en la localidad fronteriza de Mataje, en la provincia costera de Esmeraldas (noroeste).

Moreno dijo que dicho ataque con un explosivo casero, seguramente, obedece a las operaciones que las autoridades ecuatorianas han emprendido en la zona fronteriza contra la delincuencia organizada y que han arrojado "resultados importantes".

"Desde el año pasado emprendimos operaciones con la movilización de más de 12.000 efectivos en la frontera y 2.734 operaciones para garantizar la seguridad de los compatriotas que viven en esta zona y para combatir la delincuencia trasnacional", apuntó.

Según Moreno, con estas operaciones se ha afectado a las estructuras criminales que operan en la zona, con golpes como la incautación de precursores químicos, insumos y drogas por un valor estimado en unos 600 millones de dólares.

Pero esa afectación se evidencia, "sobre todo, con la captura de 14 miembros vinculados a esas organizaciones delictivas", precisó el mandatario.

"Acciones como estas continuarán y se profundizarán", apostilló y prometió a los delincuentes: "Vamos a buscarlos, vamos a capturarlos y se van a arrepentir de sus acciones criminales".

"Nuestra política de Estado es garantizar la soberanía y la paz ciudadana", agregó y dijo que ha dispuesto que instituciones como los ministerios del Interior, de Defensa, de Inclusión Económica y Social, y de Educación, entre otras, "se trasladen de inmediato a la zona de conflicto para brindar todo el apoyo necesario".

El gobernante también pidió a los medios de información que traten con mucho cuidado este tipo de asuntos y criticó el hecho de que en redes sociales se hayan publicado fotografías que podrían faltar al respeto de las víctimas o sus familias.

Agradeció a las Fuerzas Armadas y a la Policía por el "ejemplar y profesional trabajo que despliegan para garantizar la soberanía del territorio, la seguridad y la paz".

"Siempre hemos sido y seguiremos siendo un país de paz", concluyó el mandatario ecuatoriano

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido